Thursday, March 21st, 2019
14 C
algo de nubes
Madrid
humidity: 28%
wind: 1 m/s WNW
H16 • L12
Fri
13 C
Sat
16 C
Sun
17 C
Mon
17 C
Tue
13 C
HomeOpiniónChristián Gutiérrez

Consultor político y en comunicación, con estudios en ciencia política, neuromarketing y derecho.

@christian_gtz

Columna Esfera Pública

Encuestas y Silvano Aureoles

 

Por Christián Gutiérrez

 

Hacer ciencia social no es simple, al igual que hacer ciencia política, teoría, filosofía o historia política; ni qué decir de hacer política comparada. Hacer ciencia social, implica involucrar a la teoría de sistemas para que la construcción de conocimiento se haga con integralidad, es decir, considerando entrelazar los conceptos ya señalados.

 

La teoría de sistemas, nos permite saber que los fenómenos sociales y los fenómenos políticos, son complejos en su naturaleza, por los bucles que van inter-relacionando un fenómeno con otro, y otro más; en ocasiones, de forma que parece inacabada la interdependencia. Ahí la riqueza y la complejidad de hacer ciencia social. Por lo tanto, es necesario el rigor metodológico para adentrarse a la exploración y al entendimiento de los fenómenos sociales y los fenómenos políticos.

 

Esto lo comento porque recibí la “Encuesta Nacional Diciembre 2018, así van los 32 Gobernadores”, de la empresa Arias Consultores, publicitada en la Revista 32. En este pretendido ejercicio profesional de medición, se hace una evaluación de los gobernadores de México y la percepción que tienen los ciudadanos de su desempeño en ciertos indicadores.

 

He sido crítico del Gobierno estatal de mi tierra, Michoacán de Ocampo y he realizado crítica a diversos temas emprendidos por el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, pero como consultor político, debo buscar información sustentada empíricamente o teóricamente, para poder aterrizar análisis de interés público y que sean de utilidad para las personas. Esto me ha motivado a escribir sobre la Encuesta de la que hablé líneas arriba.

 

Inicio diciendo que no me parece un ejercicio que sirva, para valorar realmente el desempeño del Gobernador Silvano Aureoles, pero tampoco para entender la realidad de la entidad, o para realizar análisis crítico, profuso y apegado a la realidad; las razones que tengo para decir que este ejercicio no sirve, son diversas.

 

Me explico:

1. La metodología de esta Encuesta deja mucho que desear, es más, me parece insuficiente para ser tomada en cuenta como un ejercicio serio y profesional, por su muy ligero rigor metodológico, y lo sustento en lo siguiente:

a) La Encuesta, es de fecha 14-16 de diciembre de 2018, por lo tanto, es un ejercicio muy reciente que podría considerarse “aceptable” para hacer análisis del Gobernador y del Poder Ejecutivo de Michoacán”. Sin duda, este elemento le da buena vista y “saque de inicio”.

b) Un segundo rasgo interesante -en teoría-, es que el tamaño de la muestra considera 6,063 encuestas realizadas. Este número visto así, en frío, nos indicaría “relevancia”, sin embargo, pierde toda credibilidad y formalidad cuando nos damos cuenta que es una encuesta hecha solamente en la red social Facebook, lo cual la hace completamente inservible para obtener resultados serios, ¿por qué? por la metodología incierta; pero también hay que decir por qué incierta.

c) Si bien la muestra es amplia, en realidad no es un número que represente a los michoacanos. En principio, porque es poca la cantidad de michoacanos que tienen acceso a internet y es mucho más bajo el número de personas que están participando en Facebook. En seguida, porque las cifras arrojadas en esta Encuesta contienen un sesgo demasiado amplio, que hace evidente que la cifra no es representativa de los múltiples estratos sociales de Michoacán. En realidad, hoy en día el método más confiable para hacer encuestas con valor real y significativo, es hacerlas en vivienda, cara a cara. Las encuestas por teléfono se han desechado porque arrojan “falsos-positivos” por las muestras poblaciones no representativas, y las encuestas en redes sociales, solamente son consideradas como sondeos virtuales, pero que no dan certeza en absoluto.

d) El lanzamiento de esta Encuesta, se estableció como “publicación publicitada con objetivo de tráfico a la aplicación de encuesta sin acceso permitido por medio de las redes sociales de la casa encuestadora”. ¿Esto qué significa? En palabras fáciles, que si bien parece creíble la metodología aplicada, si se sabe interpretar lo que se dice, se hace evidente que la muestra es muy “selectiva”, es decir, en esta Encuesta solo aquellos “iniciados” en el uso de redes sociales y en aplicaciones, logran interesarse y participar en estos sondeos virtuales. ¿O usted cree que el grueso de la población de Michoacán tiene este perfil de especializados en redes sociales? Desde luego que no. De hecho, la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017 del INEGI, publicada en febrero de 2018, señala que “Las principales actividades de los usuarios de Internet en 2017, son: obtener información (96.9%), entretenimiento (91.4%), comunicación (90.0%), acceso a contenidos audiovisuales (78.1%) y acceso a redes sociales (76.6 por ciento)”. Es decir, si el punto de acceso a la aplicación que llevaría a la Encuesta fue la red social Facebook, ¿cómo darle valor si la gente en México no tiene como afición principal estar en las redes sociales? Le doy otro dato más significativo de la Encuesta del INEGI: El análisis geográfico muestra que el uso del internet es un fenómeno urbano, puesto que el 86% de los usuarios de este servicio se concentran en estas zonas. Esto nos arroja una conclusión: si los temas evaluados en la Encuesta de Arias Consultores también tienen que ver con programas sociales, ¿cómo saber lo que la gente más vulnerable necesita y percibe del Gobernador, si en los hechos los sectores más vulnerables no suelen participar en este tipo de ejercicios de medición? Digámoslo de manera más fácil: los más pobres no están metidos en encuestas de Facebook, sobre política.

e) Ahora bien, la metodología de la Encuesta de Arias Consultores, establece que “la selección de público, correspondió a personas con intereses en medios de comunicación nacionales, líderes de opinión y noticieros tradicionales y digitales”. ¿Esto qué nos indica? Que fue un ejercicio para iniciados en el tema de consumir información e intentar evaluar ejercicios de Gobierno, sin embargo, este perfil de personas, no cumple con los perfiles más frecuentes que son considerados en las muestras poblacionales representativas.

f) Por último, si usted analiza las encuestas de esta misma casa encuestadora del mes de agosto de 2018, la de noviembre de 2018 y la de diciembre de 2018, se dará cuenta que “la diferencia de puntuación en los valores que obtiene el Gobernador Silvano Aureoles Conejo entre encuestas, es abismal e inconsistente y en realidad eso no es posible y la causa solo es una: el muestreo. Al no ser una muestra representativa, se arrojan este tipo de números increíbles por su equidistancia. Pregunte usted a un profesional de las encuestas y sabrá que la “consistencia” entre valores asignados entre encuesta y encuesta, es una de las maravillas que arroja un buen muestreo.

 

No me cabe la menor duda de que el Gobierno de Silvano Aureoles Conejo y el Gobierno de Michoacán deben seguir trabajando para lograr trascender como administración y dejar un legado auténtico a los michoacanos. Sin embargo, también creo que los análisis de los fenómenos sociales y políticos deben ser profesionales y sustentados empíricamente o teóricamente. Por supuesto, encuestas válidas serán de mucha ayuda. Los ejercicios sesgados no sirven más que para generar una polémica infructuosa como en el caso de esta encuesta patito.

Please follow and like us:
0
previous article
next article
No comments

leave a comment