Sunday, January 19th, 2020
5 C
nubes rotas
Madrid
humidity: 81%
wind: 2 m/s W
H7 • L3
Mon
5 C
Tue
8 C
Wed
8 C
Thu
10 C
Fri
6 C
HomeOpiniónDámaso Nsue

África

En un mundo globalizado como el actual, para nadie es un misterio el tortuoso valle de lágrimas por el que ha errado África desde que se fracturó Pangea. A día de hoy es ese trozo de tierra del que la mayoría habla siempre con una mueca de pena o asco en su defecto, el tercer mundo. África ha sido y es una mina de oro que es la perdición de sus dueños naturales.

 

Cuenta una historia bíblica que después del diluvio que envió Dios para limpiar de pecadores la tierra, Noé hizo una fiesta en el arca en la que se emborrachó muchísimo hasta quedar tirado en suelo con el cuerpo desnudo, el primero que llegó a verle en ese estado fue su hijo menor que soltó una carcajada por la situación que presenciaba. En cambio sus hermanos mayores al llegar le taparon las vergüenzas y lo acomodaron, en ese momento Noé maldijo a su hijo pequeño y le juró que sus hermanos siempre mandarían sobre él. El hijo mayor fundó Europa, el mediano Asia y el menor hizo lo propio con África.

 

Esta manera de explicar las desgracias de África no tiene rigor científico alguno, pero solo así se consigue entender por qué los demás continentes han hecho siempre lo que han querido con África.

 
Europa, el mayor verdugo de todos, se la repartió en una reunión que ni siquiera se celebró en tierras africanas, la saqueó, la esclavizó, la maltrató e intentó imponer su cultura. Si no nos consideran personas no es de extrañar que no nos aplicasen los supuestos derechos humanos. Ahora Europa quiere evitar que los africanos vayan ahí para recoger las sobras de la dignidad que les fue robada.

 

Es justo que las guerras las cuentan los vencedores, pero distorsionar la realidad y manipular resulta ruin y maquiavélico. África no está invadiendo Europa, lo que necesitamos es que nos dejéis vivir tranquilos y que dejéis de desempeñar el papel de adulto que finge preocuparse por el pequeño. Necesitamos resolver los problemas que nos habéis causado y con vosotros encima es imposible. Ojalá que algún día no necesitemos más ir a morir en vuestras aguas buscando el agua dulce que perdimos a manos de vosotros.

 

El problema no es la inmigración, a nadie le gusta dejar su tierra. El problema es Europa que con su paternalismo innecesario e hipócrita engaña a ignorantes africanos para que hagan estallar guerras que sirvan de distracción mientras ellos se sirven a placer de los recursos naturales que emanan de nuestras tierras y mares. El problema es Europa que con malvada ambición vende armas a africanos para que maten a africanos mientras ellos mandan a sus “tropas de paz” a espectar la masacre como si de un coliseo romano se tratase.

 

Cuando una persona decide recorrer un continente entero, pasar sed, hambre, insomnio, atravesar desiertos, mares de aguas enloquecidas, solo puede ser porque la realidad de la que huye es peor. Irónicamente se embarcan en esos viajes mortales para huir de la muerte, en muchos casos suele ser solo para posponerla. Ningún africano entra de manera ilegal a Europa por capricho. Más del 90% de los africanos que migran a Europa lo hacen de manera regularizada. Y envían a sus países, fruto de su trabajo, remesas por valor de 80.000m$, mientras que la ayuda total de Europa a África es de 20.000m$. Es el mismo dinero que pagamos para comprar las armas que nos van a matar, son las migajas que envían para anestesiar sus consciencias, para no soñar con niños desnutridos rodeados de moscas, con aldeas en las que solo se escuchan disparos y gritos de pánico, con partos dolorosos que se producen en pateras en alta mar.

 

La solución no pasa por reforzar las fronteras o incrementar de manera drástica las deportaciones, mientras sigáis sembrando terror en nuestros hogares, seguiremos huyendo hacia vosotros.

 

El karma funciona como un boomerang. Os puedo asegurar que el día que dejéis de tutelar y de aprovecharos de África, podréis echar abajo la valla de Ceuta. Porque la única manera de erradicar la inmigración ilegal que tanto os preocupa es eliminando su desencadenante. Si cualquiera de vosotros fuera africano y tuviera que sufrir en sus carnes los males que azotan nuestro continente, también cometería el crimen de emigrar de manera ilegal.

Please follow and like us:
error0
No comments

leave a comment