Monday, October 15th, 2018
9 C
nubes dispersas
Madrid
humidity: 81%
wind: 3 m/s S
H10 • L7
Tue
15 C
Wed
18 C
Thu
19 C
Fri
20 C
Sat
21 C
HomeOpiniónEneas Mares

Periodista y analista, consultor de medios, autor y experto en marketing

@eneasmares

 

Las redes sociales y la manipulación mediática

Por Eneas Mares

 

Para mi adorada hija Elean, quien recibió hoy el Sacramento del Bautismo

 

“Sabiduría no es destruir ídolos, sino no crearlos nunca”

Umberto Eco

 

Redes sociales como Twitter y Facebook, percibidas por muchos como aplicaciones triviales, se han convertido en las herramientas de comunicación más poderosas, incluso sustituyendo los mecanismos de comunicación directa de las personas y de los gobiernos. No solo para transmitir o replicar noticias, sino que se han convertido en la principal fuente de información, de opinión e incluso de linchamiento y descalificación tanto para los medios tradicionales como para el público en general. Hasta hace tan solo diez años, mencionaba en mis capacitaciones de Entrenamiento de Medios que la televisión era el medio de los medios. Ahora, coloco a las redes sociales en primer lugar, recomendando a corporativos, funcionarios, políticos y directivos que me contratan, que sean las redes sociales su principal canal no solo de comunicación, sino también de interacción y posicionamiento de imagen.

 

Para entender el efecto devastador de las redes sociales basta mirar hacia la Primavera Árabe, allá por 2011, que se originó a través de estas aplicaciones. Miles de jóvenes del norte de África y de Medio Oriente, movilizados por el uso de esta innovadora herramienta, se organizaron para protestar ante sus respectivos gobiernos. ¿Qué ocurrió en cada país? Vamos por partes: En Túnez, origen de esta Revolución, cayó el régimen de Ben Ali; en Egipto, forzó la salida del presidente Hosni Mubarak a través de intensas movilizaciones en la plaza Tahrir dando pie a las primeras elecciones en el país de los faraones ¡en más de 4 mil años! Posteriormente, esta misma “Revolución 2.0” dio lugar en Siria a una de las peores guerras civiles. 

 

En México, hemos llegado tarde a comprender las redes sociales y su uso responsable. Las usamos como principal fuente de información, anteponiendo los datos objetivos que podrían proporcionar los medios de comunicación tradicionales y formales. Los mismos medios tradicionales han sido desplazados por lo que los estudiosos en las facultades de Comunicación solíamos llamar como “medios masivos”.

 

 

Últimamente, con la pomposa moda de colocar motes de “lord” y “ladies” a individuos que se han visto exhibidos en redes sociales, he intentado entrar en contacto con esas personas que son el centro de la atención mediática para intentar comprender sus historias, la razón de su actuación y la manera en la que sus vidas han sido afectadas. Muchos de esos contactos son a través de terceras personas, otras veces hablo directamente con ellos. Una vez que entro en contacto, trato de compartirles mi expertise y explicarles que se encuentran en medio de una crisis, y que las crisis son la mejor oportunidad de reposicionarse y salir adelante de ese trance tan traumático y devastador. Es una labor pro bono de parte mía y de mi empresa.

 

Las últimas personas con las que establecí contacto fueron Ricardo y Adriana, quienes protagonizaron un video que contenía elementos para ser tomados en cuenta en una reproducción de redes sociales local, en este caso, la zona de Lomas Verdes en Naucalpan, pero no comprendí la razón por la que tomó tanta fuerza, hasta que poco a poco se fueron develando los incidentes y las coincidencias.

 

En esta historia existen cinco personajes: Ricardo, Adriana, Tania, Bruno y Natalia aunque luego se suma el gobierno municipal de Naucalpan, así como el Gobierno del Estado de México y una empresa cervecera. Ricardo y Adriana son los que aparecen en el video atacando a Bruno, una persona que vendía marquesitas en la zona de Lomas Verdes, más no vendedor de helados como se recalcó en redes sociales y que fue el origen de la viralización del video. Bruno trabajaba un carrito de marquesitas del cual era dueña Tania. Según lo que leí en los mensajes de WhatsApp entre Tania y Bruno, es un muchacho con problemas de adicciones, y al que la misma Tania, apoyó y le dio empleo por varios meses.

 

Tania le dio a Bruno los ingredientes, el know how y todas las facilidades para que el negocio de Tania, “Las Yucas Marquesitas”, funcionara correctamente y a cambio, Bruno le daría una utilidad semanal. Días después, Bruno incumple con los pagos semanales, no contestaba el teléfono a Tania y vendía ya otros productos que no estaban acordados. Tania, al tratar de defender su negocio, le da a Bruno un contrato el cual se niega a firmar respondiendo que ha decidido “independizarse”. Tania despide a Bruno y cuando fue a recoger su carrito, Bruno ya tenía otro puesto con los mismos productos, mismo concepto pero con diferente nombre. Este espacio se lo” rentaba” Tania a los dueños de los tacos Angus Truck Tacos de Cortes, ubicado en Lomas Verdes, pero al parecer, ya se lo habían “apalabrado” a Bruno.

 

Tania regresa por sus cosas acompañada de su hermana Adriana y de su cuñado Ricardo, quien al reclamar a Bruno, se hacen de golpes, caen en las nieves, un negocio propiedad de otra persona, pero la pelea es desproporcionada, por lo que se empiezan a ver rodeados por el personal de la taquería. Ante esto, Adriana saca un bate de su auto para tratar impedir que interfirieran y cuando inicia la transmisión del video por parte de un taquero de Angus Truck Tacos de Cortes, Bruno continúa provocando a Ricardo. Una vez golpeado, Bruno insiste en un “contrato”, corre hacia el auto de Tania, ya con cámara en mano para continuar con la escena y prácticamente seguir recibiendo a propósito los golpes de Ricardo.

 

En el Ministerio Público, Bruno pide 100,000 pesos para resarcir el daño, pero se conforma con 48,200 pesos. Ambas familias llegan a ese acuerdo, pues cabe destacar que la de Bruno siempre estuvo agradecida con Tania por el apoyo que le brindó durante su proceso de adicción y falta de empleo. En todo momento que logré platicar con Ricardo, siempre se mostró arrepentido y afligido por su actuación. Sabe que su negocio por el que han luchado él y su esposa toda su vida, está en riesgo de esfumarse.

 

El siguiente actor es Natalia, dueña del restaurante Pacífico Antojería del Mar, ubicado justo enfrente del Pacífico Terraza, propiedad de Adriana y de Ricardo. Al viralizarse el nombre del lugar, Natalia emprendió una campaña para desprestigiar a sus antiguos amigos y ex socios, incluyendo páginas con información falsa donde incluía el número personal de Ricardo, ocasionando una vorágine de llamadas, insultos, correos, amenazas y hasta una vinculación falsa de Adriana como escort en el portal Zona Divas.

 

Esta campaña logra viralizarse también gracias al apoyo de los gestores de redes sociales del gobierno de Naucalpan, quienes logran con bots y perfiles falsos, alimentar los hashtags #lordmaestrolimpio y #ladybat hasta el primer lugar de tendencias del lunes 24 de septiembre. Es tal la presión ya con cuentas de usuarios reales opinando, que el gobierno del Estado de México clausura Pacífico Terraza mediante una revisión sanitaria ilegal (éstas se realizan cada seis meses y tenían un mes de haber realizado la última).

 

Platicando con Ricardo y Tania, me topo con otra historia de traiciones y malas negociaciones: Natalia, Adriana y Ricardo eran casi hermanos, como menciona Ricardo. Adriana y Ricardo invirtieron con Natalia hace cuatro años en un negocio que tenía tres meses de clausurado. Durante ese tiempo habían trabajado bien hasta que el año pasado, Natalia pide un apoyo a una empresa cervecera para beneficiar a cuatro franquicias y a la sociedad conformada con Ricardo y Adriana. El préstamo por la totalidad de 3,600,000 pesos es transferido a la empresa conformada por Natalia, Ricardo y Adriana. Ricardo y Adriana dieron como garantía un terreno de su propiedad y confiados, salen de viaje por unas semanas pero al regresar, Natalia ya se había gastado ese dinero para su beneficio y no hace ningún tipo de inversión para su negocio. Ante ello, Adriana y Ricardo la demandan penalmente tras recabar todas las evidencias. Natalia, sin poder hacer ya nada, se sale del negocio y pone el mismo concepto enfrente de ellos. Natalia ya no regresó al negocio anterior y con toda la intención de hacerles daño patrimonial a Ricardo y Adriana, pone el mismo concepto con el dinero que le había dado a un arquitecto para la remodelación de Pacifico Terraza.

 

Traté de contactar a Natalia por varios medios pero no quiso dar su versión. La da a través de terceros sobre quién puso el local antes y quién fue supuestamente el creador del concepto de Pacífico Terraza, pero no responde sobre el monto de los casi 4 millones de pesos otorgados por el Fomento de la empresa cervecera.

 

Ahora, el establecimiento Pacífico Terraza tiene ya una lona ofreciendo el traspaso del lugar y hasta el sábado 29 de septiembre, personas quitando el mobiliario. Mientras, al frente, permanece abierto Pacífico Antojería del Mar.

 

En una de estas ocasiones, hablé con Ricardo para conocer su opinión acerca de que Natalia pudiese realizar un “cuatro”, una trampa o una serie de triquiñuelas junto con Bruno para borrar del mapa a Pacífico Terraza. “Sería demasiada coincidencia”, me respondió. No habían pasado más de 15 horas cuando aparecían en El Almohadazo, que conduce Fernanda Tapia, justamente Natalia y Bruno donde cada quien narró sus versiones, contando, según me explicó Ricardo, verdades a medias como el hecho de que nadie se había hecho responsable por los daños a los helados, los cuales fueron pagados por Ricardo por 2 mil pesos que fue lo que reclamó la señora afectada. Y por otro lado, Natalia afirma que Ricardo y Adriana plagiaron el concepto del lugar y a la vez dice que eran socios. ¿A qué se refiere Natalia con “plagio” cuando ella fue la que salió del local original para llevárselo enfrente?, se cuestiona Ricardo. Natalia también declara que no tiene el registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual pero no porque se lo negaron sino porque el nombre ‘Pacífico’ es genérico y no se puede registrar.

 

 

¿Casualidad? No lo sé, reitero que no conozco la versión de Natalia. Pero mi experiencia en campañas políticas y mediáticas me indican que las coincidencias no existen. Observo el comportamiento de Bruno en redes sociales y me recuerda a John Bubber, el personaje de la película Hero, interpretado por Andy García, un vagabundo que recibe un millón de dólares por supuestamente haber rescatado a varios pasajeros de un avión accidentado, mientras Bernie Laplante, interpretado por Dustin Hoffman, quien es el verdadero salvador de los pasajeros, ve cómo se desmorona su vida a pedazos.

 

Un análisis muy objetivo de este mismo caso se puede leer en las Cápsulas del Dr. Liceaga, donde el autor, el abogado Miguel Ángel Liceaga, debe conocer cada lado de la historia para ejercer su labor. En su artículo nos arroja una brillante pista de lo ocurrido y la reacción de las masas:

 

Entonces, hoy en día que vivimos en el imperio de lo efímero como diría Giles Lipovetsky, podemos optar por dos caminos. El institucional de las leyes y los procedimientos, y el mediático que crea la exposición de nuestros adversarios a la desinformada y rabiosa opinión pública.

 

La ventaja de la primera opción es que constituye seguir las reglas del juego. La desventaja es que es larga, tediosa, tienes que contratar un abogado y no siempre gana quien tiene la razón. Les recomiendo uno de mis favoritos. ‘El Proceso’ de Kafka. (Sí, el mismo de La Metamorfosis).

 

La ventaja de la segunda es que es contundente. Basta con leer una brutal acusación directa, si se puede con una fotografía… o claro, mejor un video para que las hordas de cibernautas cual moderna Corte de los Milagros (Cfr. “El Jorobado de Nuestra Señora” de Víctor Hugo) se lance a condenar sin juicio previo al infeliz protagonista.

 

“Por favor, difunde esta foto, es una secuestradora de niños que luego de raptarlos los obliga a mantener relaciones sexuales con gatos enfermos de parvo para después descuartizarlos y comerse sus órganos. Detengamos a ésta maldita….”

 

Y la red hará el resto.

 

 

El enlace completo se puede apreciar en: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1544378518994992&id=517425001690354&__tn__=K-R

 

Coincido con el Doctor Liceaga: para que nos crea la autoridad o la opinión pública en general, no solo basta nuestra versión, sino que también debemos acompañar nuestro testimonio con videos y si ya están colgados en redes sociales, mucho mejor. Yo veo también una clara Estrategia de Manipulación Mediática, que es la Estrategia de la Distracción: “El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes”.

 

El resto, lo harán las redes sociales.

Please follow and like us:
0
Post Tags
previous article
next article
No comments

leave a comment