Sunday, September 15th, 2019
19 C
algo de nubes
Madrid
humidity: 82%
wind: 2 m/s ENE
H21 • L16
Mon
22 C
Tue
25 C
Wed
26 C
Thu
26 C
Fri
24 C
HomeOpiniónFrancisco Quintero

Doctor en Periodismo

@fquinterog

Brazos caídos

No sé qué suerte de confluencias azarosas hacen coincidir en un mismo momento a Trump en Estados Unidos, Salvini en Italia, Johnson en Inglaterra, Bolsonaro en Brasil…dejándonos algunos en el tintero. En fin, es como el guión de una película de bajo coste que emiten en la televisión en la sobremesa y del que todos sabemos el final. Por extraño que parezca conocemos al asesino pero nos quedamos delante del televisor hasta el “the end” oportuno. Al hilo de todo esto, abres cualquier periódico internacional y puedes encontrarte  titulares que recogen con total naturalidad – e impunidad, por qué no decirlo- limitaciones, restricciones y eliminación de derechos colectivos porque en estos momentos históricos la ruleta giró. Y giró hacia el totalitarismo, auspiciado por miedos que despiertan la xenofobia y el odio a la diferencia sea cual sea su manifestación.

 

Por desgracia, quien quiera acercarse al conocimiento de la historia, conocerá y reconocerá que las consecuencias de todo esto son, absolutamente, nefandas para la humanidad en su conjunto. No es un ejercicio de vaticinio, es la respuesta que emana del puro ejercicio de la experiencia. La humanidad ya conoce que en las zonas templadas de la ideología, de la administración de los derechos, de la convivencia, de la natural relación entre humanos halló el mejor de los éxitos conocidos. Volver a caer en los mismos errores sólo tiene una causa, y ésta sin duda, es humana.

 

Lo que acontece en el mediterráneo con los barcos “Open Arms” y “Ocean Vikings” avergüenza en su conjunto hasta límites insospechados. La razón “humana” que pueda encontrarse en mantener en alta mar a personas a las que se deniega el auxilio está tan lejano a considerarse “humano” que adolece de cualquiera de los argumentos imprescindibles para considerarnos como tales. No obstante, haciendo un ejercicio ingente de objetividad, es bueno pensar en la política internacional, los difíciles equilibrios presupuestarios entre distintas administraciones, los acuerdos en el seno de la Unión Europea, las egoístas y populistas pretensiones de algunos gobiernos de países europeos, el derecho internacional en su conjunto… Y en fin, en numerosas razones, poderosas o no, que hacen difícil tomar decisiones a los responsables de los gobiernos de turno que se refugian en la consecución de sus propios intereses. Pues bien, a pesar de todo esto, no hay suficiente peso en cada uno de esos argumentos para aislar y mantener sin auxilio a seres humanos en el abismo de la tragedia. En una pretensión, absolutamente maniquea, hay quien cree que preserva y protege su terruño haciendo semejante salvajada.

 

Las políticas migratorias, sin duda, requieren de un esfuerzo colectivo de todos para salvaguardar la equidad y aislar a las mafias que trafican con la emoción, con las personas y con la ilusión de un futuro mejor de esas personas. Sin duda, no me siento representado por quienes toman esas decisiones tan alejadas de la humanidad a la que quiero y deseo pertenecer. Reflexionemos, y sin duda alguna, la Unión Europea es el referente en el que creo para que aporte soluciones dignas para esas personas abandonadas a la suerte del mar.

 

Please follow and like us:
error0
Post Tags
previous article
next article
No comments

leave a comment