Sunday, August 14th, 2022
31 C
cielo claro
Madrid
humidity: 15%
wind: 9 m/s WSW
H33 • L30
Mon
28 C
Tue
27 C
Wed
26 C
Thu
26 C
Fri
27 C
HomeOpiniónFrancisco Quintero

Doctor en Periodismo

@fquinterog

La vuelta al cole

En numerosas ocasiones he oído y leído que Septiembre es como un pequeño Enero a finales de verano. No está falto de razón este axioma que nos persigue cada año a la vuelta de las vacaciones. La inmensa mayoría con el inicio del curso académico retoma viejas aspiraciones, deudas consigo mismo, retos profesionales, viejos amores, volver al gimnasio…En definitiva muchas de las que, a modo individual, consideramos nuestras pequeñas victorias en el día a día. Un día a día que se hace muy cuesta arriba en esta vorágine de sociedad cada vez más colectivizada pero a su vez más individualizada. No cabe duda que en esa lista, en ocasiones, interminable de tareas pendientes desde un plano de vista colectivo, queda mucho por hacer.

Centrar en este espacio de libre expresión todo lo que se agolpa en nuestras mentes para mejorar en el planeta y en nuestras relaciones humanas puede parecer tarea ardua. No obstante un pequeño esbozo nos permite contemplar con nitidez la verdad que nos acontece.

Sin duda la falta de libertad en muchas regiones y países del planeta parece hilvanar muchas de las otras carencias tan vitales para el desarrollo natural de nuestras existencias. Ejemplos dictatoriales de gobierno en cualquiera de los continentes sirve como primera manifestación de la parsimonia internacional a la hora de extender como una mancha de aceite la democracia y el estado de derecho por todo el planeta. Esa ausencia de libertad alienta la falta de igualdad, la falta de distribución de la riqueza, la falta de oportunidades para los que menos tienen, la falta de acceso a la cultura y a la educación, la falta de una verdadera lucha colectiva frente a la xenofobia y al odio a la diferencia en general, cualquiera que fueran sus causas.

La búsqueda de unos modelos económicos basados en un ecologismo sostenible, en una producción equilibrada y equitativa entre todas las regiones que permitan un crecimiento moderado parece una panacea. Tenemos el conocimiento, la teoría y ya hemos logrado en otros momentos acuerdos y hechos que nos han congratulado. No es quimérico ni utópico pensar que seguimos siendo capaces de conseguirlo de nuevo y mejor.

Pudiera parecer manido este desiderátum, pero nada más lejos de la realidad que nos acontece. Tenemos que ser conscientes que cada “vuelta al cole” que pasa perdemos otra oportunidad más. Habrá más deshielo en los polos, habrá más gente que sufre por la desigualdad y por los odios, habrá más gente que pierda sus propias chances vitales, habrá más gente, en definitiva, viviendo en la soledad de esta ingente casa llamada planeta.

Como cada Septiembre vuelvo “al cole” y no quería dejar pasar la oportunidad que ahora me brinda este medio para compartir con vosotros que también llevo mi propia lista de tareas pendientes, en alguna de ellas quiero y necesito el concurso de los demás. Quizás por eso estas palabras sinceras que parecen bucólicas pero que en realidad esconden una verdad manifiesta que la mayoría reconoceremos en nuestro entorno. Feliz año nuevo.

Post Tags
No comments

leave a comment