Thursday, March 21st, 2019
14 C
algo de nubes
Madrid
humidity: 28%
wind: 1 m/s WNW
H16 • L12
Fri
13 C
Sat
16 C
Sun
17 C
Mon
17 C
Tue
13 C
HomeClaudia Luna PalenciaClaudia Luna Palencia

@claudialunapale

Economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales.

 

Latibex análisis de México y AL

 

Por Claudia Luna Palencia

 

El viernes pasado finalizó en Madrid la ya tradicional cita anual de Bolsas y Mercados Españoles (BME) que aglutina a través del Mercado de Valores Latinoamericanos (Latibex) a empresas latinas que buscan tener presencia en el mercado ibérico, y por supuesto en la Unión Europea (UE).

 

El Latibex es precisamente esa ventana de oportunidades porque también ofrece valor de capitalización y de financiamiento en euros para los corporativos latinoamericanos.

 

Y aunque se dice fácil han pasado veinte años desde su puesta en marcha, en cada edición ha sido sumar y sumar esfuerzos para consolidar dicha plataforma de negocios, muy a pesar de la severa crisis de ocho años en España y otros países de los llamados industrializados y más desarrollados.

 

Hay que darle mérito a la región latinoamericana mientras Estados Unidos y Europa caían atrapados en las garras de la recesión, la región soportó el impacto Subprime (por su menor exposición) y además de crecer en todo el período, se consolidó como un pivote fundamental para economías como la española dada su presencia inversora en América Latina.

 

El panorama internacional actual, no menos nebuloso, pero sí con tasas de crecimiento favorables (con algunas excepciones como Argentina y Venezuela, así como ralentización del crecimiento en Alemania) tiene varios desafíos en el horizonte y son mucho más geopolíticos que geoeconómicos aunque el precio del petróleo y la elevación de las tasas de interés en Estados Unidos son dos variables importantísimas.

 

Al encuentro del Latibex acudieron representantes de varias empresas mexicanas: Cemex, Banorte, Grupo Salinas, Grupo Financiero Inbursa, Grupo Hotelero Santa Fe, BBVA Bancomer y Bolsa Mexicana de Valores.

 

En palabras de Antonio Zoido, presidente de la Bolsa española, el balance de estas dos décadas en América Latina es positivo: “El PIB se ha duplicado hasta superar los 6 mil billones de dólares”.

 

Igual de relevante es que la inversión extranjera directa en la región se ha multiplicado por tres; del total un 41% es proveniente de Europa y un tercio de origen español. “España es el primer inversionista europeo y el segundo del mundo en Iberoamérica, pero también ha comenzado a ser un destino favorito entre inversores iberoamericanos”, señaló Zoido.

 

Si hablamos de comercio, el balance es igualmente favorable para la que Fuentes calificó en su día como “la región más transparente”, y cada vez hay más “multilatinas” que son empresas locales que han extendido sus actividades a varios países de la región a fin de lograr una presencia multinacional.

 

Pero si algo quedó patente en el cónclave bursátil iberoamericano en España es que, en estas dos décadas pasadas, la clase media en América Latina empezó a tener un interesante período de expansión y lo sigue teniendo en la actualidad.

 

Las clases medias han aumentado intensamente: al menos 80 millones de personas han abandonado la pobreza, aunque un 25% de la población sigue todavía atrapada en ésta.

 

Entre más acceso a la educación se proporcione a niños, adolescentes y jóvenes mayor probabilidad habrá de romper con el atavismo generacional del hambre y la miseria.

 

A COLACIÓN

 

Hay una persistencia de desafíos en América Latina que el presidente del mercado bursátil español desglosó así:

 

1) La mejoría en el crecimiento es menor de lo esperado e inferior a la media de la última década del siglo XX.

2) Las exportaciones están estancadas en términos relativos a diferencia de la zona asiática.

3) La integración regional es insuficiente y siguen pendientes enormes retos en infraestructura, logística, educación o sanidad que permitan reducir las desigualdades sociales.

 

¿Cómo terminará la región en 2018? La expectativa es de un PIB modesto  entre un 1% a un 2% y con varios países con neblina en el horizonte: el cambio político en México y en Brasil y el desastre económico en Argentina y Venezuela. Para México, los participantes del foro concluyeron que hay “optimismo con precaución”. Habrá que tomarlo muy en cuenta…

 

Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales.

Please follow and like us:
0
No comments

leave a comment