miércoles, julio 17, 2024

Le Pen y Orbán crean Patriotas por Europa en el Parlamento de la UE

"Como fuerzas patrióticas, vamos a trabajar juntos para retomar nuestras instituciones y reorientar las políticas para servir a nuestras naciones y pueblos" La líder de...
spot_img

De esta categoría

InicioENCABEZADOSFrancia al borde del abismo

Francia al borde del abismo

A una semana  de las elecciones, la apuesta temeraria del presidente, Emmanuel Macron,  está resultando en un regalo para Marine Le Pen y la derecha radical.

La semana pasada, un columnista de Le Monde describió  la decisión de Macron de convocar elecciones parlamentarias anticipadas como una «elección para jugar contra Francia en el póquer». Humillado por el partido Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen en las elecciones europeas de este mes, Macron optó por convocar elecciones legislativas que conducirían a Francia a la ingobernabilidad.

A una semana de la primera vuelta y  de unos comicios cuyas consecuencias repercutirán en toda Europa, esta apuesta temeraria no muestra signos de dar sus frutos. Todo lo contrario. Según una encuesta, RN podría aumentar su porcentaje de votos hasta el 36%, unos puntos por encima de su máximo histórico del 9 de junio.

El movimiento centrista Juntos de Macron languidece en un distante tercer lugar, muy por detrás del Nuevo Frente Popular (NPF), una alianza de partidos de izquierda y progresistas que se perfila como el principal rival de Le Pen en numerosas contiendas.

Queda por ver cómo se desarrolla esa dinámica. Pero la decisión de regalar a Le Pen la oportunidad inmediata de aprovechar el impulso de las elecciones europeas fue un grave error.

Aunque RN todavía no alcanza el número requerido para una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, parece estar a una distancia sorprendente. Eso en sí mismo es notable. En las elecciones equivalentes de 2017, al comienzo del primer mandato presidencial de Macron, el partido de Le Pen terminó con apenas ocho diputados.

Le Pen está jugando sus propias cartas con astucia, cubriendo sus apuestas con promesas más controvertidas, como la reducción de la edad de jubilación a los 60 años. Su protegido de 28 años, Jordan Bardella, ha declarado que solo aceptará el cargo de primer ministro en caso de que RN obtenga la mayoría absoluta. Un resultado más probable es un estancamiento caótico en el que Bardella lidere el partido más grande, pero no se pueda formar un gobierno coherente. Para Le Pen, con la vista puesta en el premio de las próximas elecciones presidenciales, cuanto más disfuncional sea la política francesa convencional, mejor.

En este contexto, precipitado por un error no forzado, el «frente republicano» que ha mantenido a raya a la extrema derecha en la Francia de la posguerra está ahora en soporte vital. Después de haber alienado a gran parte de la izquierda, mientras seguía dependiendo de su apoyo en la segunda vuelta presidencial contra Le Pen, Macron ha agotado la buena voluntad de sus votantes.

En la derecha, un espacio político que ha colonizado constantemente, un sector del partido Republicanos ha entrado en una alianza electoral con RN. La deriva hacia la derecha de Macron en temas como la inmigración y el multiculturalismo ha legitimado agendas que alguna vez se consideraron inaceptables, y ha envalentonado a los votantes para que se arriesguen con lo real.

Francia se encuentra así entrando en un territorio desconocido. Una cosa es la normalización del partido fundado por Jean-Marie Le Pen y otra muy distinta su consolidación como la fuerza política más popular del país. Para los 6 millones de musulmanes franceses, que ya son blanco de la hostilidad nativista de RN, las encuestas actuales son una lectura nefasta. Mientras tanto, las políticas de «Francia primero» del partido en materia de empleo y prestaciones pretenden situar a París en curso de colisión con la Unión Europea, en un momento en que la derecha radical está en auge en otros lugares.

En una contienda de dos rondas, el voto táctico de los votantes progresistas y moderados aún puede mitigar parte del daño. Pero el error estratégico crucial ya lo ha cometido Macron al convocar estas elecciones. Némesis puede seguir los pasos de ese acto de arrogancia. CH

Articulo de la semana

Patriotas por Europa promete cambiar a la UE

   Hace unos días, el medio de comunicación France 24, llamó la atención al dar una noticia inesperada en medio del cisma político que...

Entrevista exclusiva