domingo, abril 14, 2024

Lecciones empresariales históricas

Estamos en Baviera, siglo XVI. Parte de lo que hoy es Alemania. Año 1516 (aprox). Un domingo, 23 de abril, antes de comer. Hay crisis económica,...
spot_img

De esta categoría

InicioCONEXION HISPANOAMÉRICAEl 24 de agosto el día con más enfermos en EUA

El 24 de agosto el día con más enfermos en EUA

Tal vez sea realmente un virus estomacal, o ese nuevo viejo demonio: el coronavirus. Y por supuesto, podría ser simplemente la melancolía del final del verano. Sea cual sea la razón, el 24 de agosto es la fecha en la que los trabajadores estadounidenses con más frecuencia le dicen a sus jefes que simplemente no pueden trabajar. ¿Cuál es el otro día en el que los trabajadores generalmente no se presentan? El 13 de febrero, por lo general alrededor del Super Bowl, el partido final del principal campeonato profesional de fútbol americano, y el Día de San Valentín. Es difícil adivinar por qué.

Estas fechas provienen de un estudio realizado por Flamingo, una empresa que ayuda a las compañías a gestionar las ausencias de los empleados y las licencias médicas, que analizó los datos de días de baja por enfermedad solicitados por los trabajadores estadounidenses durante los últimos cinco años. Alrededor de 300 empresas con más de 10,000 empleados participaron en el estudio, que encontró que, en promedio, el 0,9% de los empleados participantes en el estudio estaban enfermos el 24 de agosto, un porcentaje más alto que en cualquier otro día del año, según David Hehenberger, fundador de Flamingo.

Las personas citaron los virus estomacales más de la mitad de las veces como la razón para ausentarse de la oficina, con la mayoría de las solicitudes de baja por enfermedad mencionando síntomas como vómitos o diarrea. Estos problemas superaron al coronavirus, que representó aproximadamente una cuarta parte de las ausencias totales. Las lesiones físicas como huesos rotos y tensiones musculares, que hicieron que el 6% de las personas se quedaran en casa en lugar de ir a la oficina, también fueron citadas.

Además de las dolencias físicas, Paaras Parker, directora de recursos humanos de la empresa de software Paycor, dijo que su organización observó un aumento notable en los trabajadores que se quedaban en casa debido a la ansiedad o a condiciones relacionadas con el estrés, lo que representó casi el 9% de las licencias por enfermedad en la encuesta de Flamingo. “No necesariamente es que tengan amigdalitis o fiebre, sino que necesitan un día para ellos mismos”, dijo.

Con el agotamiento de los empleados alcanzando niveles récord después de la pandemia, Parker sostuvo que es un “cambio bienvenido” en las actitudes laborales que los trabajadores se sientan más seguros de tomar días de enfermedad para la salud mental.

La llegada del trabajo remoto también está cambiando la cultura en torno a las licencias por enfermedad. Una nueva encuesta de WFH Research muestra que los trabajadores que se sienten mal pero no tienen la opción de trabajar de forma remota son casi el doble de propensos a ir a la oficina con síntomas que sus contrapartes híbridas.

Eso augura problemas en términos de salud a medida que las órdenes de regresar a la oficina se vuelven más estrictas y la densidad en las oficinas aumenta, lo que contribuye al aumento de los lugares de propagación de enfermedades contagiosas como la gripe y el resfriado común. “Claramente, las personas se sienten más cómodas trabajando desde casa cuando tosen o cuando tienen la nariz muy congestionada”, dijo Jeff Levin-Scherz, líder de Salud en la compañía de seguros WTW, anteriormente conocida como Willis Towers Watson. “Si se sienten lo suficientemente bien como para trabajar, pueden sentirse más cómodos sabiendo que no van a transmitir nada a sus compañeros”, sostuvo.

Pero para los empleados que aún están obligados a ir presencialmente a la oficina, Levin-Scherz enfatiza la importancia de continuar con una buena higiene, como lavarse las manos e insistir en que sus compañías verifiquen consistentemente la calidad del aire, prácticas que se volvieron habituales durante la pandemia.

“En estos días, donde muchos trabajadores simplemente no vienen a la oficina, algunos de estos esfuerzos podrían ser comodidades que ayuden a fomentar que las personas se presenten voluntariamente”, dijo Levin-Scherz. Agregó que beneficios como el acceso a alimentos saludables y instalaciones de ejercicio podrían servir con el doble propósito de mejorar la salud de los empleados y la asistencia a la oficina. CH

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva