martes, junio 18, 2024

EUA y Ucrania firmarán un acuerdo de seguridad de 10 años

Joe Biden y Volodímir Zelenski firmarán un acuerdo bilateral de seguridad de 10 años en la cumbre del G7 en Italia, mientras continuaban las...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOEl empleo de EUA vuelve a traer más confusión para la Fed

El empleo de EUA vuelve a traer más confusión para la Fed

Nuevo golpe al relato de un mercado laboral más frío en Estados Unidos después de lo caliente que ha permanecido tras la recuperación del covid. Una vez más, el dato oficial mensual de empleo trae la confusión con unas cifras mucho más fuertes que las de otros parámetros del mercado de trabajo.

Según el informe publicado este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) del Departamento de Trabajo, en mayo se crearon 272.000 nóminas no agrícolas, muy por encima de las 165.000 del mes pasado (revisadas desde 175.000) y de las 180.000 que esperaba el consenso de analistas. La otra cara del informe es un dato de paro que escala una décima hasta el nivel psicológico del 4%. Cuando parecía que la progresiva relajación del mercado laboral le ofrecía una rendija a la Reserva Federal para poder bajar los tipos de interés en septiembre, este informe vuelve a sembrar incertidumbre.

Como garante de que la inflación permanece bajo control (en torno al paradigma del objetivo del 2%), la Fed ha estado vigilando mucho un tenso mercado de trabajo en el que la falta de mano de obra para la demanda existente provocaba presiones salariales (había que ofrecer más remuneración a los trabajadores) que derivaban en presiones inflacionarias. Por eso se ha dado tanta importancia a cada nuevo dato de empleo y la dinámica justificaban unos tipos más altos que frenaran la inercia.

Precisamente en materia de ganancias de los trabajadores, el informe de la BLS recoge unos ingresos medios por hora que se dispararon un 0,4% en mayo frente al 0,3% esperado y el 0,2% anterior. Esto ha hecho que la tasa interanual repunte del 4% (revisado desde el 3,9%) al 4,1%. La marca vuelve a alejarse del 3,5% que la Fed ve compatible con la convergencia hacia el objetivo de inflación.

Como suele ocurrir, los inversores se han quedado con el dato de nóminas, extraído de una encuesta a las empresas. El fuerte dato, junto al de ingresos medios ha alterado las expectativas de los tipos de interés. Si ayer los operadores descontaban más de un 80% de probabilidades de un recorte de tipos en septiembre y un total de 49 puntos básicos de bajadas en 2024 (casi dos bajadas de 25 pb), tras el informe de empleo compran un 60% de opciones para septiembre y 40 puntos para el resto del año. Este movimiento ha hecho al dólar dispararse hasta un 0,5% sobre el euro y al bono del Tesoro a 10 años pasar del 4,28% al 4,43%. Un impactante salto de 15 puntos básicos.

El aumento de 272.000 de nóminas «disipará los temores de que la economía haya tocado fondo de repente», cree Paul Ashworth, analista de Capital Economics y hará que la Fed «siga centrándose en los riesgos al alza para la inflación más que en los riesgos a la baja para la economía real». «El informe tiene algo que agradar tanto a los halcones como a las palomas de la Fed, pero los nuevos datos no justifican ningún cambio en nuestro pronóstico de que el primer recorte de tipos se producirá en septiembre, seguido de otro en diciembre. Sin embargo, el aumento del empleo no agrícola debería ayudar a atenuar las crecientes preocupaciones de que la economía se estuviera desacelerando abruptamente, algo a lo que tampoco nos adscribimos», valora Ryan Sweet, de Oxford Economics.

«Para la Reserva Federal, esto significa esperar y ver qué pasa. El mercado laboral sigue yendo demasiado bien para aliviar realmente la presión inflacionista. Al mismo tiempo, el fuerte crecimiento del empleo reduce el riesgo de desaceleración económica. Creemos que se ha confirmado nuestra previsión de que la Fed no recortará los tipos de interés oficiales por primera vez hasta diciembre», defiende por otro lado Jörg Kramer, economista de Commerzbank.

«Si observamos el desglose, los sospechosos habituales impulsaron gran parte de ese aumento desmesurado del empleo en las nóminas, con un incremento de 43.000 puestos de trabajo en el sector público y de 83.500 en el sector de la asistencia sanitaria y social. Es probable que se mantenga la fortaleza en este último sector, pero esperamos que el crecimiento del empleo en el sector público se debilite sustancialmente durante el verano, a medida que los gobiernos estatales y locales frenen el gasto para eliminar los crecientes déficits presupuestarios», desgrana el analista.

El aumento de la tasa de desempleo, esclarece también el economista, se debió a motivos «equivocados», ya que la caída masiva del empleo en la encuesta a los hogares (408.000), la otra pata del informe, superó la disminución de la población activa (250.000). Este desplome animará a los bajistas, reconoce Ashworth, si bien, precisa, aún se está lejos de que se aplique la llamada Regla de Sahm, que predice una recesión cuando la tasa de desempleo promedio de los últimos tres meses supera en 0,5 puntos porcentuales a su mínimo de los últimos 12 meses. CH

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva