lunes, abril 15, 2024

Palabras Más / Voto en el extranjero

"Se vive solamente una vez y nuestros padres hicieron muy mal en educarnos en las tradiciones de la escasez". Carlos Monsiváis Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez En...
spot_img

De esta categoría

InicioOPINIÓNCLAUDIA LUNA PALENCIAEl tema Rubiales, ¿cortina de humo?

El tema Rubiales, ¿cortina de humo?

POR LA ESPIRAL

Claudia Luna Palencia

                                                           @claudialunapale

 

Con el tema de Luis Rubiales, el gobierno interino del socialista Pedro Sánchez en coalición con la ultraizquierda de Unidas Podemos, ha logrado desviar la atención de los grandes temas nacionales actuales: España deberá formar gobierno entre el 26  y 27 de septiembre próximos con el ganador de las elecciones generales, el centroderechista, Alberto Núñez Feijóo.

            Sin embargo, Núñez Feijóo, no logrará contar con los escaños necesarios para investirse por la mayoría absoluta: 176 y suma 171 votos que le son insuficientes para  ser presidente, tanto por mayoría absoluta, como por mayoría simple; porque la oposición suma más votos que él.

            Y en esa oposición, Sánchez si bien perdió las elecciones generales, al parecer sí podría contar con una mayoría de escaños si logra que los grupos independentistas y nacionalistas lo apoyen. Un apoyo que no será gratuito porque no solo quieren más recursos para Cataluña  y el País Vasco. También en el caso catalán exigen una ley de amnistía y otro referendo para su autodeterminación.

            En eso están las negociaciones y el caso de Rubiales ha distraído la atención nacional porque los telediarios y las tertulias en la radio y demás prensa hablan mañana, tarde y noche de la agresión sexual a la jugadora Jenni Hermoso.

            También pasó de largo para la mayoría de la prensa, el boicot que padecieron varios ciclistas que participan en La Vuelta en España: el domingo 27 de agosto  sufrieron pinchazos porque  en varias carreteras catalanas se encontraron con múltiples chinchetas y clavos en las calzadas.  Ya el sábado antes, la Policía Nacional desarticuló una red de independentistas que pretendía verter aceite en las carreteras por donde pasan los ciclistas para su competición internacional a la altura de la comarca leridana del Solsonès  también en Cataluña.

El ciclista español Juan Ayuso habló al finalizar la etapa y comentó que: “Alguien ha decidido poner unos clavos antes de una curva. Quiero darle las gracias por ser subnormal y le deseo lo mismo que él a nosotros. Le deseo lo peor. Ha sido un poco caótico. He pinchado tres veces, una de las veces es porque alguien ha decidido poner clavos en la carretera. Muchas gracias a esa persona por poner clavos para matarnos”.

La Policía Nacional detuvo a varias personas miembros de comités independentistas catalanes que tienen como objetivo boicotear la competición y dar a conocer al mundo sus demandas.

A COLACIÓN

Pienso en las campeonas  y siento pena por ellas: ha sido una victoria muy amarga porque no han podido festejar como esperaban. Todo gira en torno a la polémica Rubiales y el beso a Hermoso.

            Precisamente en  la calle crecen las presiones para que Rubiales renuncie: en los partidos de fútbol que van celebrándose, desde las gradas la gente corea ¡Rubiales dimisión! Y los equipos van dejando ver su apoyo a la jugadora del Pachuca.

            Las concentraciones también son visibles: desde Barcelona hasta Madrid, varios grupos de feministas han gritado ¡Basta! Y exigen que todos las personas que actúen como Rubiales sean denunciadas.

            En Motril, al sur de España, Ángeles Bejar, madre de Luis Rubiales, se atrincheró tres días en la Iglesia de la Divina Pastora y se puso en huelga de hambre como forma de protesta por lo que consideró “una auténtica cacería” a su hijo.

            Ya en 2019, la sombra de la corrupción planeó sobre de Rubiales tras destaparse en la prensa española que se habría coludido con el exjugador del Barca, Gerard Piqué y su empresa Kosmos, para supuestamente repartirse una comisión millonaria por llevar la Supercopa de España a Arabia Saudita.

“La Federación se garantizó el cobro de 40 millones de euros por cada edición. Por su parte, la empresa de Piqué ganaría cuatro millones de euros por cada uno de los seis ejercicios firmados, lo que serían 24 millones de euros en total”, denunció la prensa española.

Si bien logró zafarse del temporal esta vez parece que las presiones, internas y externas, dado que ya se involucró la FIFA podrían terminar con Rubiales fuera de la Federación Española de Fútbol. Le queda la vicepresidencia de la UEFA, la poderosa liga europea que no ha abierto la boca para nada en todo este conflicto.

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva