viernes, junio 14, 2024

El crecimiento mundial se estabiliza por primera vez en tres años

Se prevé que la economía mundial se estabilizará por primera vez en los últimos tres años durante 2024, aunque a un nivel débil en...
spot_img

De esta categoría

InicioENCABEZADOSLa economía mundial cojea: FMI

La economía mundial cojea: FMI

La economía mundial ha perdido impulso por el impacto de las tasas de interés más altas, la invasión de Ucrania y las crecientes divisiones geopolíticas, y ahora enfrenta una nueva incertidumbre por la guerra entre Israel y los militantes de Hamas, advirtió el martes el Fondo Monetario Internacional.

El FMI dijo que espera que el crecimiento económico mundial se desacelere al 2,9% en 2024 desde el 3% esperado este año. El pronóstico para el próximo año está un poco por debajo del 3% que pronosticó en julio.

La desaceleración se produce en un momento en que el mundo aún no se ha recuperado por completo de una recesión devastadora pero de corta duración por COVID-19 en 2020 y ahora podría ver las consecuencias del conflicto de Oriente Medio, en particular en los precios del petróleo.

Una serie de perturbaciones anteriores, como la pandemia y la guerra de Rusia en Ucrania, han recortado la producción económica mundial en unos 3,7 billones de dólares en los últimos tres años, en comparación con las tendencias anteriores a la COVID.

«La economía global está cojeando, no corriendo», dijo el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, en una conferencia de prensa durante la reunión anual de la organización en Marrakech, Marruecos.

El FMI recorta las perspectivas de la economía mundial para 2023 en medio de la guerra de Ucrania y la crisis energética. La expectativa del FMI de un crecimiento del 3% este año es inferior al 3,5% de 2022, pero se mantiene sin cambios con respecto a sus proyecciones de julio.

Es «demasiado pronto» para evaluar el impacto en el crecimiento económico mundial de la guerra entre Israel y el grupo militante palestino Hamas en Gaza, dijo Gourinchas. Dijo que el FMI estaba «monitoreando de cerca la situación» y señaló que los precios del petróleo han subido alrededor de un 4% en los últimos días.

«Lo hemos visto en crisis y conflictos anteriores. Y, por supuesto, esto refleja el riesgo potencial de que pueda haber interrupciones en la producción o el transporte de petróleo en la región», dijo.

Si se mantiene, un aumento del 10% en los precios del petróleo reduciría el crecimiento económico mundial en un 0,15% y aumentaría la inflación mundial en un 0,4%, dijo Gourinchas.

La economía mundial cojea: FMI
Foto: Capitolio Washington

Hasta ahora, el aumento de los precios del petróleo ha sido «bastante moderado», dijo el analista de materias primas de Commerzbank, Carsten Fritsch. Señaló la ausencia de declaraciones de apoyo a Hamas por parte de los principales productores de petróleo Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait e Irak, lo que haría poco probable que restringieran el suministro en respuesta a la guerra.

Hasta ahora, la economía mundial ha mostrado una «notable resistencia», dijo Gourinchas, en un momento en que la Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos centrales de todo el mundo han subido agresivamente las tasas de interés para combatir un resurgimiento de la inflación.

Los aumentos han ayudado a aliviar las presiones sobre los precios sin dejar a muchas personas sin trabajo. Esa combinación, dijo, es «cada vez más consistente» con el llamado aterrizaje suave, la idea de que la inflación se puede contener sin causar una recesión. El FMI prevé que la inflación mundial de los precios al consumo caiga del 8,7% en 2022 al 6,9% este año y al 5,8% en 2024.

Estados Unidos se destaca en el último informe Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, que se completó antes del estallido de la guerra entre Israel y Hamas. El FMI elevó su previsión de crecimiento de Estados Unidos este año al 2,1% (equivalente a 2022) y al 1,5% en 2024 (frente al 1% que había pronosticado en julio).

Estados Unidos, un exportador de energía, no se ha visto tan afectado como los países de Europa y otros lugares por los precios más altos del petróleo, que se dispararon después de que Rusia invadió Ucrania el año pasado y aumentaron más recientemente debido a los recortes de producción de Arabia Saudita. Y los consumidores estadounidenses han estado más dispuestos que la mayoría a gastar los ahorros que acumularon durante la pandemia.

Las cosas son más sombrías en los 20 países que comparten el euro y están más expuestos al aumento de los precios de la energía. El FMI rebajó el crecimiento de la eurozona al 0,7% este año y al 1,2% en 2024. De hecho, espera que la economía alemana se contraiga un 0,5% este año antes de recuperarse a un crecimiento del 0,9% el próximo año.  CH

Foto de Louis Velazquez.

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva