viernes, abril 19, 2024

Cirujano palestino denuncia acoso de la policía londinense a su familia

El profesor Ghassan Abu-Sittah, cirujano plástico y reconstructivo con una práctica en el oeste de Londres, ha hecho varias apariciones en los medios de...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOLondres vende una exclusiva vivienda para archimillonarios

Londres vende una exclusiva vivienda para archimillonarios

El mercado inmobiliario de alto lujo londinense se viste de gala ante una de las ocasiones más excepcionales de los últimos tiempos. Una de las dos únicas mansiones que hay en la exclusiva calle Park Lane, una avenida situada a orillas de Hyde Park y a un paseo de cinco minutos de distancia del palacio de Buckingham busca nuevo comprador.

 El precio, de 42,5 millones de libras (unos 49,1 millones de euros al cambio) es el mayor nunca solicitado en esta prestigiosa calle y supondrá todo un test de la resiliencia del mercado inmobiliario de lujo en un momento de debilidad en el resto de segmentos de la vivienda en Reino Unido.

La casa tiene su historia. Esta mansión de seis dormitorios con vistas a un pulmón verde en el corazón de Londres fue a comienzos del siglo XX propiedad de Frederick Hervey, tercer marqués de Bristol y marchante de arte de John Pierpont Morgan, el magnate que fundó el que hoy en día es el mayor banco del mundo. Es la vivienda más grande que sale a la venta en Park Lane en 15 años, cuando la familia real de Qatar adquirió Dudley House, otra de las residencias más caras de toda la city.

Los actuales propietarios de la mansión que sale a la venta la adquirieron hace 20 años. Se trata de una familia británica que ha solicitado mantenerse en el anonimato. En aquel entonces, pagaron 8 millones de libras por la vivienda, según muestran los registros oficiales. La propiedad ha sido remodelada y ahora incluye una piscina de 15 metros, un spa y un doble sótano que se distribuye a lo largo de 1.022 metros cuadrados.

Según explica la agencia estadounidense de noticias Bloomberg, esta puesta a la venta de la mansión de Park Lane supondrá un test de cómo de lejos están las expectativas de los potenciales compradores de la de los vendedores en el mercado del lujo inmobiliario de Londres, donde algunos de los vendedores ya se han visto a rebajar los precios para evitar que las operaciones fracasasen.

“La inclusión en el catálogo de propiedades a la venta de un inmueble de esta magnitud es extremadamente raro”, comentó a la citada agencia Peter Wetherell, uno de los agentes inmobiliarios de lujo que trabaja con la familia propietaria en busca del futuro propietario. “Las únicas dos mansiones equivalentes en la cercanía de esta son propiedad de la familia real qatarí, lo que te da una pista de lo que significa esta nueva venta”.

Según un informe publicado esta misma semana por la firma de venta de viviendas Savills, la mayoría de los agentes inmobiliarios del segmento premium londinense afirman que los compradores esperan un descuento del 10% frente al precio de venta, mientras que la mitad de los vendedores solo esperan que el descuento sea del 5%. Al igual que en otras partes del mundo, el hecho de que el inmobiliario del lujo londinense sea menos dependiente de que sus clientes se endeuden hace que las casas más caras estén aguantando mejor el temporal en el mercado inmobiliario que sus contrapartes más asequibles.

Otro informe, este elaborado por Knight Frank, apunta a que el 17% de los individuos con un patrimonio ultra elevado compraron al menos una vivienda el año pasado. Todavía, algunos de los más ricos siguen a la búsqueda de más operaciones inmobiliarias que añadir a su historial.

 El jeque catarí Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani estaría según Bloomberg meditando la venta de dos propiedades de lujo en Londres, mientras que el milmillonario de origen indio Ravi Ruia compró este verano una mansión con vistas a Regent’s Park por 113 millones de libras (130,7 millones de euros). Richar Cutt, director de inmobiliario internacional en Sotheby’s, que también asesora en la venta de la mansión de Park Lane, espera que los compradores internacionales sean los que se lleven el gato el agua también en esta operación. La debilidad de la divisa británica frente al dólar hace aún más atractivas estas operaciones a los compradores extranjeros, sobre todo, a los de Oriente Medio y a los estadounidenses. CH

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva