lunes, junio 24, 2024

El Gobierno español cerrará la Fundación Franco

El gobierno socialista de España inició acciones legales para disolver a la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) debido a su incumplimiento de la legislación...
spot_img

De esta categoría

InicioMUNDO ECONOMÍALuz verde a la venta de Vodafone España a Zegona

Luz verde a la venta de Vodafone España a Zegona

El Gobierno de España ha cesado las deliberaciones y por fin ha autorizado la venta de Vodafone España a Zegona, considerada una de las operaciones más importantes del sector de telecomunicaciones español en las últimas dos décadas.

La gran campanada la dio Vodafone cuando a finales del año pasado anunció la venta de su negocio en España a la gestora británica Zegona por 5.000 millones de euros.

La operación aún necesitaba recibir la luz verde de los reguladores: la primera en llegar fue la de la Comisión Europea, que se produjo a finales de enero ya que no se veían riesgos para el mercado interior pese a que Vodafone es uno de los tres operadores mayoristas con red propia, junto con Telefónica y MasOrange.

Solo faltaba la aprobación del Gobierno de España, que ha sido la responsable de retrasar la fecha estimada de la finalización de la compra al primer semestre de 2024. Hasta ahora.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que también se ha anunciado la nueva estrategia nacional de IA, José Luis Escrivá, ministro de Transformación Digital y Función Pública, declaró que hay “luz verde” a la venta de Vodafone España a Zegona.

Escrivá dijo que la nueva propietaria de Vodafone España se ha comprometido a un «plan a medio plazo de inversiones en telecomunicaciones y a mantener una solvencia financiera elevada».

Las inversiones de Zegona se centrarán en mejorar la cobertura 5G y garantizan la continuidad del servicio. La empresa británica pasará a gestionar las concesiones de espectro radioeléctrico que había conseguido Vodafone. La compañía también se ha comprometido a mantener los contratos con la Administración española y a «mantener estabilidad en los activos estratégicos».

«El sector de las telecomunicaciones se encuentra en un momento de profunda reorganización, y es obligación de los poderes públicos garantizar que este servicio estratégico no sólo esté asegurado, sino que salga reforzado cuando se produce una operación empresarial de alcance”, ha defendido el ministro.  «Con los compromisos asumidos por el comprador, estamos convencidos de que el liderazgo de España en conectividad podrá consolidarse», añade.

La noticia se ha producido justo el mismo día en que Vodafone ha presentado los resultados económicos de su último año fiscal a nivel internacional, los primeros que ya excluyen su negocio de España y también el de Italia, vendido en marzo a Swisscom en una operación que se cerrará en 2025.

En estas últimas cuentas, el operador rojo informa de unos ingresos de 3.846 millones de euros en el último año, un 1,6% menos, empujada por la caída en los ingresos por servicio, que con 3.429 millones descienden un 2,4% interanual.

La empresa lo achaca a la creciente competencia en el segmento low cost del mercado, en el que destaca especialmente el crecimiento de la rumana Digi, que recientemente se ha hecho con los remedies de la fusión de MásMóvil y Orange.

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva