domingo, abril 14, 2024

Con gran éxito se desarrolla el Tianguis Turístico México 2024

Como parte de las actividades en la celebración del Tianguis Turístico México 2024, el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, sostuvo una serie de...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOMéxico de los países que más consumen bebidas azucaradas

México de los países que más consumen bebidas azucaradas

¿Sabía que el consumo de bebidas azucaradas ocasiona más de 40 mil muertes al año en México? Esto significa que el siete por ciento de todas las muertes de adultos mexicanos mayores de 20 años se atribuyen a problemas de salud asociados a este hábito.

El consumo cotidiano de bebidas azucaradas se ha relacionado con el desarrollo de enfermedades como obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón, problemas dentales y algunos tipos de cáncer. Por ejemplo, hay evidencia de que beber un refresco al día duplica el riesgo para desarrollar diabetes mellitus tipo 2.

Además de su cantidad de azúcar, la mayoría de estas bebidas contiene también una gran dosis de cafeína. Esto se ha relacionado con estrés, ansiedad y dolores de cabeza.

Un estudio publicado en 2023 analizó las tendencias de ingestión de bebidas azucaradas en 185 países. Se identificó un consumo global promedio de 2,7 porciones por semana, donde cada porción equivale a 240 gramos. El estudio revela, además, que México ocupa el primer lugar con un consumo semanal de 8,9 porciones, seguido por Etiopía (7,1), Estados Unidos (4,9) y Nigeria (4,9).

También se encontró que hay grupos con un mayor consumo que otros, en particular, las personas de sexo masculino, las personas jóvenes, y quienes viven en zonas urbanas.

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de cinco por ciento del requerimiento diario de energía a partir de azúcar añadida. Esto equivale a un máximo de cinco cucharaditas para una persona que requiere dos mil kilocalorías al día. Una sola lata de refresco puede contener cerca del triple de esta cantidad.

Los refrescos son las bebidas que suelen identificarse dentro de la categoría de azucaradas. Sin embargo, hay otras de consumo frecuente que también se incluyen en este grupo. Por ejemplo, bebidas comerciales como jugos de frutas, leches saborizadas, bebidas energéticas o aguas vitaminadas.

También se incluyen bebidas preparadas en casa con azúcar añadida y las que tienen concentrados o polvos. Todas estas presentaciones contienen una gran cantidad de azúcar, que sería muy difícil de ingerir si se consumiera a cucharadas.

Las bebidas light contienen edulcorantes sintéticos, modificados o naturales, que no se clasifican como azúcares. Los más comunes son acesulfamo de potasio, aspartamo, sacarina, sucralosa y estevia.

Estas bebidas se han utilizado como una alternativa al consumo de bebidas azucaradas, debido a que ofrecen un sabor dulce, sin aportar calorías. Por ello se han promocionado como un apoyo en la pérdida de peso o como parte de una alimentación saludable.

Sin embargo, estudios científicos recogidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) han identificado posibles efectos indeseables a largo plazo causados por el consumo de estos edulcorantes. Por ejemplo, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular e incluso mortalidad. Además de mayor riesgo de parto prematuro, si se consumen durante el embarazo.

Por lo anterior, la OMS propone que “no se utilicen edulcorantes sin azúcar como medio para controlar el peso o reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles”.

El agua participa en muchas reacciones del organismo, promueve una piel saludable y previene el estreñimiento. También facilita la digestión, el transporte de nutrimentos a las células y mejora la función del cerebro.

Por otra parte, el consumo insuficiente de agua puede provocar deshidratación. Sus síntomas incluyen fatiga, sequedad de la piel, dolores de cabeza y dificultad para concentrarse. También ocasiona problemas más graves, como taquicardia, presión arterial baja y confusión  y además, el consumo de agua se relaciona con una reducción de la ingestión total de calorías. Esto ayuda a mantener un peso saludable. CH

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva