domingo, abril 21, 2024

China afirma que no quiere una guerra global

China argumenta que quiere la paz en el mundo pero sus esfuerzos reales para que persista son bastante tibios porque sigue poniéndose de perfil...
spot_img

De esta categoría

InicioENCABEZADOSIndignación mundial por el asesinato de siete trabajadores del WCK

Indignación mundial por el asesinato de siete trabajadores del WCK

Un grupo de siete trabajadores humanitarios de la oenegé World Central Kitchen murieron en la Franja de Gaza debido a que su convoy fue atacado por artillería del ejército israelí. Ellos llevaban solo alimentos para entregarlos a la población palestina de la Franja de Gaza que se encuentra famélica.

La organización de ayuda humanitaria, fundada por el chef español José Andrés, dijo que el convoy fue alcanzado por un ataque israelí. En una declaración tras el ataque, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se refirió a un «trágico caso de nuestras fuerzas que golpearon involuntariamente a personas inocentes». Dijo que Israel estaba en contacto con gobiernos extranjeros por el episodio.

El convoy de tres vehículos acababa de salir de un almacén de alimentos. Los miembros del personal de World Central Kitchen salían de un almacén en Deir al-Balah, una ciudad en el centro de la Franja de Gaza, cuando su convoy -dos vehículos blindados y un tercer vehículo- fue atacado sin piedad a pesar de llevar las señalizaciones correspondientes.

El ejército israelí había sido informado de los movimientos de los trabajadores humanitarios, dijo la organización benéfica. Los trabajadores humanitarios acababan de descargar más de 100 toneladas de alimentos traídos a Gaza por mar en el almacén, según el grupo.

Videos y fotos verificados por The New York Times sugieren que el convoy fue alcanzado varias veces. Las imágenes muestran tres destruidos.

El logotipo de World Central Kitchen se podía ver en artículos dentro del interior carbonizado de los autos. El coche en el medio quedó con un enorme agujero en el techo, que estaba claramente marcado con el logotipo del grupo. Los tres vehículos, aunque muy separados entre sí, se encontraban en la carretera costera de Al-Rashid o cerca de ella.

Eso sí no estaba claro qué tipo de munición impactó en los autos y si esos explosivos fueron lanzados desde tierra, desde un avión de combate o desde un dron.

World Central Kitchen dijo que uno de los fallecidos tenía doble nacionalidad estadounidense y canadiense, mientras que los otros eran de Australia, Gran Bretaña, Gaza y Polonia. No dio sus nombres.

El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, identificó a una de las víctimas como Zomi Frankcom, una ciudadana australiana y alta directiva de World Central Kitchen. «Los homenajes que fluyen para Lalzawmi ‘Zomi’ Frankcom cuentan la historia de una vida dedicada al servicio de los demás, incluidos sus compatriotas australianos durante los desastres naturales», dijo Penny Wong, ministra de Relaciones Exteriores, en las redes sociales.

Damian Sobol, un trabajador humanitario de la ciudad de Przemysl, en el sureste de Polonia, murió en el ataque, según el alcalde de la ciudad, Wojciech Bakun. «No hay palabras para describir lo que sienten las personas que conocieron a este fantástico chico en este momento», dijo en una publicación en las redes sociales.

Los médicos palestinos recuperaron los cuerpos de las siete víctimas y los llevaron a un hospital en Deir al-Balah, según la Media Luna Roja Palestina. Los cuerpos de los extranjeros asesinados serán  llevados a Egipto; también fue asesinado un  palestino que trabajaba como chofer y traductor.

David Cameron, ministro de Relaciones Exteriores británico, dijo en las redes sociales que «es esencial que los trabajadores humanitarios estén protegidos y puedan llevar a cabo su trabajo». Pidió a Israel «que investigue de inmediato y proporcione una explicación completa y transparente de lo que sucedió».

Al menos 196 trabajadores humanitarios murieron en Gaza y Cisjordania entre octubre de 2023 y finales de marzo, según Jamie McGoldrick, un alto funcionario de ayuda de la ONU. «Este no es un incidente aislado», dijo, y luego agregó: «No queda ningún lugar seguro en Gaza».

En una declaración en video el martes, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se refirió a un «trágico caso de nuestras fuerzas que dañan involuntariamente a personas inocentes en la Franja de Gaza».

«Sucede en la guerra, estamos examinando esto a fondo, estamos en contacto con los gobiernos y haremos todo lo posible para que esto no vuelva a suceder», dijo Netanyahu.

Un funcionario militar israelí, que habló bajo condición de anonimato para discutir una investigación interna, dijo que el ejército había llegado a la conclusión de que era responsable del ataque contra el convoy. Se espera que el general Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor del ejército israelí, revise los hallazgos de una investigación inicial sobre el incidente.

Un portavoz del ejército israelí, el contralmirante Daniel Hagari, declaró que la investigación había sido remitida al Mecanismo de Determinación y Evaluación de Hechos, un organismo militar encargado de investigar las acusaciones y sondear las circunstancias detrás de los incidentes en el campo de batalla. «Abriremos una investigación para examinar más a fondo este grave incidente», dijo. «Esto nos ayudará a reducir el riesgo de que un evento de este tipo vuelva a ocurrir».

El ejército israelí explicó que el mecanismo era un «organismo independiente, profesional y experto». En general, los grupos de derechos humanos han criticado la capacidad del ejército israelí para investigarse a sí mismo de manera transparente, alegando que las pesquisas suelen ser largas y rara vez conducen a acusaciones.

Los trabajadores asesinados habían descargado 100 toneladas de ayuda del Jennifer, un buque de World Central Kitchen que había zarpado del puerto chipriota de Larnaca el pasado fin de semana.

          No hay forma de entregar ayuda humanitaria a los palestinos atrapados en la Franja de Gaza como si fuese una ratonera mortal. Muchos países tiran pallets con comida desde el aire y otros intentan ayudar por vía marítima como la oenegé World Central Kitchen; el chef José Andrés, anunció que suspenden la ayuda a Gaza tras los asesinatos. CH

Articulo de la semana

China afirma que no quiere una guerra global

China argumenta que quiere la paz en el mundo pero sus esfuerzos reales para que persista son bastante tibios porque sigue poniéndose de perfil...

Entrevista exclusiva