February 24, 2024
HomeCONEXION HISPANOAMÉRICASánchez otra vez es presidente con la calle en contra

Sánchez otra vez es presidente con la calle en contra

pedro-sanchez-reelegido

Pedro Sánchez se prepara para un tenso y turbulento segundo mandato como presidente del gobierno de España después de que su partido socialista recuperara el poder al acordar una amnistía profundamente controvertida para los separatistas catalanes que ha enfurecido a los partidos de derecha y ha provocado enormes protestas en todo el país.

La votación de investidura del jueves se produjo casi cuatro meses después de unas elecciones anticipadas no concluyentes en julio en las que el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Sánchez fue derrotado por un estrecho margen por sus rivales conservadores en el Partido Popular (PP).

Sánchez obtuvo la mayoría absoluta en la votación del jueves, asegurando el apoyo de 179 de los 350 diputados españoles después de un debate amargo y de mal humor. Aunque el PSOE acogió el resultado como una prueba de que “la democracia siempre prevalecerá sobre el ruido y la oscuridad”, su victoria ha tenido un alto precio y ha dependido del respaldo de partidos regionales más pequeños, incluidos los nacionalistas catalanes y vascos.

El PP, a pesar de quedar primero en las elecciones de julio, se mostró incapaz de formar gobierno con el apoyo del partido de extrema derecha Vox y otras agrupaciones más pequeñas.

Sin embargo, Sánchez y sus socios de la alianza izquierdista Sumar lograron reunir el respaldo necesario para su coalición accediendo a las demandas de amnistía de los dos principales partidos independentistas catalanes: la pragmática Esquerra Republicana Catalana (ERC) y la línea dura Junts per Catalunya (Juntos por Cataluña).

Un proyecto de ley, presentado por el PSOE el lunes, ofrecerá una amnistía a cientos de personas involucradas en los esfuerzos para lograr la independencia de Cataluña durante la última década.

Las maniobras de Sánchez –y el hecho de que hubiera descartado tal amnistía durante la campaña electoral– han provocado la furia del PP y Vox, que le han acusado de hipocresía, de ceder ante los separatistas y de anteponer la autopreservación al interés nacional.

El PP ha pedido a la UE que se pronuncie sobre el proyecto de ley, mientras que Vox ha sugerido que el primer ministro en funciones está perpetrando “un golpe de Estado con mayúsculas”. El tema profundamente divisivo también ha llevado a grandes manifestaciones en toda España y enfrentamientos furiosos y violentos entre la policía y fascistas y neofascistas frente a la sede del PSOE en Madrid. Para complicar aún más las cosas, Junts ya le ha dicho a Sánchez que no espere su apoyo incondicional durante los próximos cuatro años.

Sánchez argumenta que la amnistía permitirá a España pasar página del pasado. “En nombre de España y sus intereses y en defensa de la convivencia entre españoles, vamos a conceder una amnistía a aquellas personas que se enfrentan a acciones legales por el proceso [independentista catalán]”, dijo a los diputados el miércoles, cuando comenzó el debate de investidura.

“Esta amnistía beneficiará a muchas personas, a líderes políticos cuyas ideas no comparto y cuyas acciones rechazo, pero también a cientos de ciudadanos que fueron arrastrados en el proceso”.

La medida, añadió, no era el ataque a la Constitución española que habían reivindicado sus opositores, sino “una demostración de su fuerza”. Pero el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, dijo el jueves que “las luces de advertencia democráticas” estaban encendidas ahora que Sánchez había cedido al movimiento independentista. “Trataremos de trabajar por nuestro país y recuperar la cordura que la ambición personal del hombre que ahora es primer ministro nos había llevado por un callejón sin salida”, dijo.

Un día antes, Feijóo había lanzado un ataque mordaz contra Sánchez por aceptar una amnistía que incluiría a Carles Puigdemont, el líder de Junts y expresidente catalán autoexiliado que planeó el intento de secesión de 2017 antes de huir a Bélgica para evitar ser arrestado.

“Tú eres el problema”, dijo. “Tú y tu incapacidad para cumplir tu palabra, tu falta de límites morales, tu ambición patológica. Mientras tú estés cerca, España estará condenada a la división. Su etapa como presidente del Gobierno estará marcada por el regreso libre de Puigdemont a Cataluña. La historia no tendrá amnistía para ti”.

Tras la votación, Vox pidió la colaboración del PP en la lucha contra lo que calificó de “golpe de Estado” de Sánchez, y añadió que el líder del PSOE se había convertido en un “déspota”.

No todas las amonestaciones provinieron de los opositores de Sánchez. Junts, tal vez molesto por la mención del presidente del gobierno en funciones de una “España unida”, le aconsejó que “no tiente a la suerte”, advirtiendo que su apoyo a su gobierno de coalición minoritario estaba condicionado y se ofrecería caso por caso.

“Si hoy estamos aquí es para hacer que las cosas cambien de verdad”, ha dicho este miércoles la portavoz de Junts, Míriam Nogueras. “Pero si no hay avances, no aprobaremos ninguna iniciativa presentada por su gobierno. Está ligado al progreso y al cumplimiento de los acuerdos”.

 

Foto: Protestas contra Pedro Sánchez.

Foto: Protestas contra Pedro Sánchez.

 

El proyecto de ley de amnistía abarca el período comprendido entre el 1 de enero de 2012 y el 13 de noviembre de 2023, por lo que su ámbito de aplicación incluye el referéndum de independencia simbólico y consultivo de noviembre de 2014 y el de tres años después, al que siguió una declaración unilateral de independencia regional.

Entre sus beneficiarios se encuentran 309 personas que se enfrentaron a demandas penales y 73 agentes de policía que se enfrentaron a acciones penales por su conducta en los días previos y posteriores al segundo referéndum.

Aunque la amnistía permitirá a Puigdemont regresar a España y a algunos de sus antiguos compañeros ver levantadas sus prohibiciones para ocupar cargos públicos, los socialistas han tratado de enfatizar que el acto de clemencia fue más general. Dijeron que estaba diseñado para aplicarse a los directores de escuelas que se enfrentaban a acciones legales por permitir que sus escuelas se utilizaran como centros de votación para el referéndum, y a los funcionarios públicos, bomberos y policías.

Sánchez también aprovechó su discurso de este miércoles para anunciar una serie de medidas destinadas a ayudar a la gente a capear la crisis del coste de la vida. Además de introducir el transporte público gratuito para los jóvenes y los desempleados a partir del próximo año, dijo que su gobierno aumentaría los subsidios de alquiler para los jóvenes, extendería el umbral para el apoyo de alivio hipotecario y reduciría la semana laboral de 40 a 37,5 horas para 2025.

A pesar de las terribles advertencias del PP y Vox, el regreso de Sánchez a la presidencia fue bien recibido por sus compañeros líderes europeos. El canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, fueron de los primeros en felicitar. CH

Comparte este artículo