domingo, abril 21, 2024

China mantiene el pulso con la UE

En diciembre del año pasado, en Beijing, los dirigentes de la UE se reunieron con el presidente Jinping (hacía cuatro años que no se...
spot_img

De esta categoría

InicioOPINIÓNUn nuevo pacto para una mejor migración

Un nuevo pacto para una mejor migración

La UE en general está desbordada de migrantes ilegales que están llegando por rutas terrestres, aéreas y marítimas: de acuerdo con la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) en 2023, Europa recibió más de 331 mil 600  inmigrantes ilegales. Solo por la ruta marítima, hacia Canarias, España recibió 32 mil llegadas de inmigrantes en cayucos o lanchas improvisadas para alcanzar sus costas.

          La propio, Ylva Johansson, comisaria europea del Interior, reconoce que la Comisión Europea está muy consciente de la enorme presión que están padeciendo los europeos.

          A su vez, Ursula Von der Leyen, habla de una enorme prueba, un desafío humano, para la unidad de los europeos que obliga a la búsqueda de consensos y a mostrar solidaridad entre los países. Además de la convergencia entre todos por reforzar la vigilancia y perseguir a los traficantes de personas se reforzarán los mecanismos de Frontex.

En la UE, los políticos demoraron tres años de agrios debates y casi una década para ponerse de acuerdo y finalmente lograron  un nuevo Pacto sobre Migración y Asilo que entrará en vigor a partir del primer semestre del año y tendrá un período de dos años de transición para que, de forma homogénea, quede integrado en los veintisiete países miembros.

          Este nuevo acuerdo incluye una política de reparto de cupos de inmigrantes ilegales, como lo han pedido España, Italia y Grecia tres de los países con las mayores presiones migratorias puestos en el mapa de los traficantes de personas que utilizan rutas bien conocidas para introducir, diariamente decenas de personas por las vías marítimas del Mediterráneo.

El nuevo Pacto permitirá a los países tener una mayor capacidad de operación y de gestión para todos esos flujos humanos que llegan en su mayoría sin hablar el idioma local; sin papeles y casi nunca aportan datos como la  edad o el lugar de origen. Las leyes europeas migratorias protegen a los menores de edad de la expulsión y encausa su reubicación en centros de acogida; por eso, todos quieren pasar por menores de edad.

¿Cuáles son los principales cambios del Pacto sobre Migración y Asilo? Primero, resuelve el tema del reparto de cupos: “A cada país de la UE se le asignará una parte de las 30 mil personas totales que se espera que el bloque acoja por año en su sistema migratorio. Para el reparto, será considerado el tamaño del país, su PIB y su presión demográfica”.

La resistencia para recibir cuotas de inmigrantes tradicionalmente mostrada por los países del este de la UE, fundamentalmente por Hungría y Polonia, se subsanan  en el Pacto:  los países que no estén dispuestos a recibir sus respectivos cupos de inmigrantes ilegales deberán pagar 20 mil euros por persona rechazada al año.

Margaritis Schinas habla del éxito de este gran convenio en términos de hacer más homogéneos los mecanismos de solidaridad entre todos los socios europeos porque hay unos países que tienen una enorme presión migratoria que está asfixiando a sus economías.

          Otro de los aspectos relevantes de este documento es que los veintisiete países miembros del club europeo contarán con un nuevo procedimiento fronterizo acelerado para regresar a sus países de origen a los inmigrantes ilegales que no reúnan los requisitos para solicitar asilo. Antes de estos cambios, el proceso de expulsión solía durar varios años.

          Gracias al Pacto, estas reclamaciones de asilo serán tramitadas en un plazo máximo de doce semanas y cuando las personas sean rechazadas serán devueltas a sus respectivos países de origen en menos de tres meses.

A COLACIÓN

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, habla de la necesidad de contar con los mecanismos para agilizar que las personas ilegales que incluso se niegan a cooperar con las respectivas autoridades, al negarles información esencial, y que no cumplan con los requisitos de asilo, puedan ser expulsadas más rápidamente.

El año pasado, a las costas italianas, que son la principal puerta de entrada a Europa llegaron casi 200 mil inmigrantes. Solo en tres días, durante los meses de septiembre, Italia recibió 10 mil personas desde ultramar.

Meloni señala una crisis migratoria que amenaza con colapsar los servicios sanitarios y asistenciales: los centros de acogida tienen capacidad  promedio para alojar a 400 personas, por ende, las autoridades italianas han debido recurrir a  utilizar hoteles para el alojamiento temporal.

A España, lo hicieron 56 mil 852 inmigrantes irregulares, según datos de Frontex siendo las islas canarias  el principal punto de llegada por la vía marítima por su ubicación en el Atlántico, frente a la costa noroeste de África. Se trata sobre todo de personas que salen de Senegal, de Marruecos, Gambia y Guinea muchos son menores no acompañados.

          Para el presidente de España, Pedro Sánchez, este acuerdo alcanzado de forma consensuada en la UE, permitirá revisar el sistema europeo de migración y de asilo lo que ayudará a agilizar los procesos.

Articulo de la semana

China afirma que no quiere una guerra global

China argumenta que quiere la paz en el mundo pero sus esfuerzos reales para que persista son bastante tibios porque sigue poniéndose de perfil...

Entrevista exclusiva