viernes, abril 19, 2024
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOUn satélite no controlado atravesará la atmósfera terrestre

Un satélite no controlado atravesará la atmósfera terrestre

Se espera que el satélite europeo pionero, conocido como ERS-2, se rompa en pedazos en la reentrada, la mayoría de los cuales se quemarán. El satélite tendrá una reentrada «natural», cayendo a través de la atmósfera, lo que significa que el momento y la ubicación precisos son difíciles de predecir.

En su pronóstico más reciente, la Agencia Espacial Europea predijo que el satélite volvería a entrar en la atmósfera terrestre a las 15:49 horas del miércoles. En este punto, se espera que el satélite esté sobre el Océano Pacífico, pero una ventana de incertidumbre de más de tres horas significa que podría estar en un punto diferente de su órbita cuando comience a quemarse.

Cuando se lanzó en 1995, ERS-2 «fue la nave espacial de observación de la Tierra más sofisticada jamás desarrollada y lanzada por Europa», según la ESA, y revolucionó nuestra comprensión de la crisis climática.

«Nos proporcionó nuevos conocimientos sobre nuestro planeta, la química de nuestra atmósfera, el comportamiento de nuestros océanos y los efectos de la actividad de la humanidad en nuestro medio ambiente», dijo Mirko Albani, jefe del programa espacial patrimonial de la ESA.

Las fotos del satélite cayendo en picado hacia la atmósfera fueron publicadas por la ESA el lunes. Las imágenes fueron tomadas entre el 14 de enero y el 3 de febrero, cuando el ERS-2 todavía estaba a una altitud de más de 300 km (186 millas).

Ha estado cayendo más de 10 km (6 millas) por día, y la velocidad de su descenso aumenta rápidamente. Cuando alcance alrededor de los 80 km, comenzará a romperse y luego se quemará. El momento exacto es incierto debido a las condiciones atmosféricas impredecibles, que pueden aumentar o disminuir la resistencia del satélite. Tampoco se sabe en qué dirección está orientado el satélite que cae, lo que también influye en su trayectoria.

 

 

La gran mayoría del satélite se quemará, y las piezas que sobrevivan se esparcirán de forma aleatoria sobre una pista terrestre de un promedio de cientos de kilómetros de largo y decenas de kilómetros de ancho.

 James Blake, del Centro para el Conocimiento del Dominio Espacial de la Universidad de Warwick, dijo: «Ahora hay miles de satélites activos y difuntos orbitando la Tierra y ERS-2 es el último en emprender el tramo de regreso de su viaje cuando vuelve a entrar en la atmósfera de la Tierra.

«Este es un destino que espera a los satélites descontrolados y a los desechos que ya no pueden contrarrestar las fuerzas de arrastre ejercidas por la atmósfera de la Tierra; de hecho, se alienta a los operadores a acelerar la reentrada de sus satélites desaparecidos para mantener el espacio libre para futuras misiones». CH

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva