lunes, julio 15, 2024

La Casa Blanca publica más detalles sobre la salud de Biden

La Casa Blanca aclaró que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no ha visto a ningún neurólogo fuera de sus exámenes físicos anuales,...
spot_img

De esta categoría

InicioENCABEZADOSEstados Unidos demanda a Apple por monopolio

Estados Unidos demanda a Apple por monopolio

El Departamento de Justicia de EUA acusa a la empresa multinacional por abusar de su posición dominante mediante las restricciones que impone a otras compañías.

A Apple no le faltaban motivos para estar ilusionada en este 2024, después de logros como convertirse en la marca de móviles más vendida del mundo por primera vez desde el 2010, pero la justicia de Estados Unidos acaba de causarle un dolor de cabeza que puede durarle no solo este año sino varios.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha iniciado una demanda contra Apple en la que acusa a la multinacional tecnológica de monopolio en el mercado de los móviles, como recogen medios locales como Politico. A este proceso se han sumado también los fiscales generales de 15 de los Estados del país.

«Durante años, Apple ha respondido a las amenazas de la competencia imponiendo una serie de normas y restricciones contractuales que le han permitido subir los precios a los consumidores, imponer tarifas más elevadas a los desarrolladores y creadores y estrangular las alternativas competitivas de las tecnologías rivales», como ha asegurado Jonathan Kanter, asistente del Fiscal General de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En el mercado de móviles, Apple habría actuado en contra de las aplicaciones, productos y servicios que hicieran a los consumidores menos dependientes de sus iPhone, que promovieran la interoperabilidad entre marcas y que redujeran los costes, según los legisladores estadounidenses.

La justicia de la Administración Biden no solo se propone actuar contra las acciones de Apple que hayan podido crear un monopolio en el mercado de móviles sino que con la demanda se propone también evitar que se extienda en el futuro a otros «mercados vitales».

Apple ha negado las acusaciones en un comunicado compartido con Business Insider España en el que ya ha adelantado que se opondrá al dictamen, lo que puede hacer que el proceso se alargue durante varios años, como ha sucedido en otros casos similares antes.

«Esta demanda amenaza lo que somos y los principios que distinguen a los productos de Apple en mercados ferozmente competitivos», defiende la empresa.

«También sentaría un precedente peligroso, al facultar al Gobierno para intervenir en el diseño de la tecnología de los ciudadanos. Creemos que esta demanda es errónea en los hechos y en la ley, y nos defenderemos enérgicamente contra ella», añade.

El actual no es el primer caso antimonopolio contra Apple en Estados Unidos, pero se diferencia del resto en lo general de su enfoque, ya que el comportamiento calificado como ilegal comprende desde servicios como las suscripciones de noticias, servicios de automoción desde el móvil o la imposibilidad de que desarrolladores externos accedan a la función de clic para pagar de sus carteras digitales Apple Pay.

Con todas estas medidas, la demanda considera que Apple dificulta que los usuarios que así lo desean puedan elegir terminales de otros fabricantes mediante la imposición de trabas a las aplicaciones que permiten funcionalidades más interoperables.

Otras acusaciones se centran en la reducción de servicios de streaming alternativos basados en cloud en mercados como el de los videojuegos. También habría «reducido» mediante sus acciones las funcionalidades de los relojes inteligentes desarrollados por otras marcas de tecnología.

Anteriormente, Apple se ha tenido que enfrentar a otras demandas como la de la desarrolladora de videojuegos Epic Games, que se centraba específicamente en las comisiones a los desarrolladores de aplicaciones en la App Store, la plataforma de software para iPhones, en la que finalmente ganó en las apelaciones.

Articulo de la semana

Con guantes de seda, el BCE mueve ficha

“En Estados Unidos tenía sentido normalizar los tipos, pero no llevarlos hasta el 5%. Deberían estar bastante más abajo. El diagnóstico de los bancos...

Entrevista exclusiva