February 24, 2024
HomeNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTORentas bajas en Francia tendrán bono de alquiler de coche eléctrico

Rentas bajas en Francia tendrán bono de alquiler de coche eléctrico

auto electrico paris

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este jueves un programa para el arrendamiento de coches eléctricos “a 100 euros al mes” para las personas de rentas bajas y su nuevo “bono eléctrico”, con el objetivo declarado de luchar contra el calentamiento global fomentando al mismo tiempo la producción francesa o europea. Ninguna marca o modelo de fabricación china podrá optar a esta bonificación, de la que quedan excluidos las principales automovilísticas del gigante asiático como BYD o MG (SAIC), pero también el Dacia Spring, el eléctrico más barato del mercado o el Tesla Model 3.

Con este programa, los coches se podrán reservar a partir del 1 de enero de 2024 directamente con las empresas de alquiler y el servicio se pondrá en marcha lentamente, con al menos 20.000 entregas a lo largo del año. Posteriormente, la oferta se ampliará para adaptarse a la producción de las fábricas francesas, que lanzarán varios modelos eléctricos en los próximos meses, como el Renault 5. “El objetivo es que os ayudemos a comprar vehículos eléctricos producidos aquí”, ha explicado Macron en un vídeo publicado en las redes sociales.

Quien todavía decía en septiembre que los franceses aman “el coche” sabe que este todavía representa más del 15% de las emisiones francesas de gases de efecto invernadero y que, por lo tanto, será necesario ecologizar rápidamente su uso para responder al objetivo de reducir estas emisiones en un 55% en 2030. Si bien el consumo de energía de un vehículo eléctrico permite a un hogar ahorrar durante la vida útil del coche, el coste de compra sigue siendo a menudo prohibitivo para muchos franceses. Los automovilistas también podrán recurrir a los vehículos eléctricos usados de menos de tres años y medio, que están empezando a llegar al mercado.

El sistema beneficiará a la mitad de los hogares con rentas más bajas (cuya renta fiscal de referencia por acción es inferior a 15.400 euros), según un asesor del ejecutivo. Sin aportación inicial, el alquiler está previsto por tres años, renovables, a razón de 12.000 kilómetros al año. Inicialmente, la población susceptible de recibir la ayuda será menor, centrándose especialmente entre estos hogares con conductores que hacen más de 8.000 kilómetros al año o que viven a más de 15 kilómetros de su lugar de trabajo. Esto supondrá entre 20.000 y 25.000 beneficiarios en 2024.

Ese número debería de aumentar de la mano con la producción francesa y duplicarse en 2025. La idea subyacente es que la producción europea, y especialmente francesa, de modelos eléctricos económicos aún no puede satisfacer a todos.

 

Foto: Emmanuel Macron.

Foto: Emmanuel Macron.

Los modelos que ofrecen precios más moderados son los coches urbanos fabricados en Europa pero no en Francia, como el nuevo Citroën ë-C3 de fabricación checa (54 euros al mes, seguro excluido), el Fiat 500 italiano a 89 euros al mes o el Renault Twingo esloveno, a menos de 100 euros.

Entre los modelos fabricados en Francia, el Opel Mokka tiene un precio de 119 euros y el Renault Mégane E-Tech está a menos de 150 euros, han indicado los fabricantes. Para Marie Chéron, de la ONG Transportes y Medio Ambiente, “el lanzamiento del arrendamiento social en 2024 es un paso importante”, pero “habrá que ampliar el sistema”.

La ayuda estatal por cada vehículo de 100 euros al mes será de 13.000 euros o, según un asesor, el doble del “bono eléctrico”. Este último, una nueva versión del antiguo bono ecológico, incluye ahora criterios medioambientales para favorecer por primera vez a los vehículos exclusivamente eléctricos y “bajos en carbono”, según un texto reglamentario que aparecerá en el Diario Oficial francés el viernes. Macron ha dicho en los últimos meses que quiere evitar que la ayuda francesa se utilice, en última instancia, para comprar productos fabricados en China. Según la lista publicada el jueves por los Ministerios de Economía y Transición Energética, los vehículos elegibles se fabrican de facto casi únicamente en Europa. CH

Comparte este artículo