lunes, junio 24, 2024

Consejos para proteger la salud de su piel este verano

El sol, fuente inagotable de energía y vitalidad, ejerce múltiples acciones beneficiosas sobre nuestro organismo. Tomarlo con precaución es clave para que sus efectos...
spot_img

De esta categoría

InicioSALUD Y BIENESTARLa hora de las comidas influye en el envejecimiento saludable

La hora de las comidas influye en el envejecimiento saludable

Todos tenemos un reloj interno conocido como ritmo circadiano; lo que no sabíamos es que están relacionados con un envejecimiento saludable. Ni que podemos alterar nuestro reloj corporal para garantizar el bienestar de nuestro cerebro y de nuestros músculos en la vejez. Así lo afirma un nuevo estudio en ratones que ha descubierto que, en lugar de estar controlados enteramente por un reloj situado en el cerebro, los ritmos circadianos son todavía más complejos y también dependen de relojes periféricos, como el situado en el tejido muscular.

Pero, ¿qué son los ritmos circadianos? Esta cadencia es la forma que tiene nuestro organismo de adaptarse a las 24 horas que tiene el día. Por ejemplo, una persona puede tener su estado máximo de despertar a las 10:00 horas y entrar en la fase de sueño profundo a las 2:00. El ritmo circadiano regula nuestros ciclos de sueño y vigilia. Para ello, necesita de estímulos externos. La luz del día o la hora a la que comemos influye en el funcionamiento de este reloj interno.

Alterar nuestros ciclos de sueño-vigilia puede tener consecuencias para la salud, como han demostrado estudios anteriores realizados en personas que trabajan por turnos laborales. Una investigación reciente publicada en la revista científica PLOS One, en la cual participaron más de 50.000 personas, relacionó los turnos de noche con un mayor riesgo de deterioro cognitivo provocado por la alternación de los ritmos circadianos.

Pero trastocar nuestros ritmos circadianos no solo puede impactar en los patrones de sueño y en la función del cerebro. También influye en funciones como la metabolización de los alimentos y, según el nuevo estudio, en la salud de los músculos y su envejecimiento. El trabajo explica que los ritmos están controlados por una serie de genes reloj que influyen no solo en el cerebro sino también en los músculos, cuyo funcionamiento puede desregularse si se alteran los ciclos de sueño-vigilia, como suele ocurrir en las personas mayores.

Es por ello que el estudio, que aparece en Science, también sugiere que manipular estos relojes alterando las horas de comer podría ayudar a mejorar la función muscular en las personas mayores y dar como resultado un envejecimiento más saludable y, posiblemente, más largo.

En el trabajo, los investigadores utilizaron un modelo de ratón en el que se impedía la expresión de un gen relacionado con el reloj interno (el Bmal1) en el núcleo supraquiasmático, la zona del cerebro que regula los ritmos circadianos. Los investigadores observaron patrones inusuales de actividad-inactividad, consumo de oxígeno, gasto energético y oxidación de glucosa y lípidos en los ratones con el gen bloqueado, en comparación con los ratones de tipo salvaje.

Esto indicaba que sus ritmos circadianos se veían alterados cuando no se expresaba este gen reloj. A las 26 semanas, los ratones con el gen silenciado habían reducido su peso y masa muscular, y mostraban signos de daño en las mitocondrias de los músculos. Sin embargo, cuando los investigadores restablecieron la expresión del gen en el músculo y el cerebro de algunos ratones, la masa muscular y la fuerza se conservaron.

Por todo ello, los investigadores sugieren que la comunicación entre el cerebro y los relojes musculares es necesaria para prevenir el envejecimiento prematuro de los músculos. Este estudio es el primero en demostrar cómo los relojes periféricos en el músculo esquelético y el reloj central se compenetran entre sí.

Con la edad, el ciclo sueño-vigilia cambia. También perdemos masa muscular, y este estudio sugiere que ambas cosas están estrechamente relacionadas. Para la mayoría de las personas, el envejecimiento va acompañado de un desplazamiento del sueño a horas más tempranas, despertándose antes por la mañana y acostándose antes por la noche.

Sin embargo, en algunas personas mayores, sobre todo las que padecen trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer, los patrones de sueño pueden volverse extremadamente irregulares y alterarse. Los estudios en animales han descubierto que la expresión de muchos de los genes del reloj se reduce en la zona del cerebro que regula los ritmos circadianos a medida que envejecen, lo que conduce a la interrupción de los ritmos circadianos.

No obstante, este estudio ha descubierto que puede haber una forma de restablecer el funcionamiento de los relojes circadianos en el cerebro y los músculos. Al aplicar la alimentación restringida o ayuno intermitente en el tiempo a ratones adultos viejos (de 66 a 74 semanas de edad), los investigadores restablecieron la expresión génica rítmica en los músculos, lo que evitó el deterioro de la función muscular.

Estos hallazgos ayudan a explicar algunos de los cambios fisiológicos que ocurren a medida que envejecemos, y cómo la alimentación restringida en el tiempo o ayuno intermitente podría ayudar a corregir esto. Pero todavía necesita ser confirmado en ensayos en humanos antes de que podamos sacar demasiadas conclusiones sobre los impactos del reloj circadiano en el envejecimiento en los seres humanos.

Se ha demostrado que el ayuno intermitente tiene algunos beneficios metabólicos, como la pérdida de peso y efectos positivos en la enfermedad del hígado graso no alcohólico, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, se desconoce si podría ayudar a prevenir el envejecimiento muscular en las personas.

El hecho de que restringir la ingesta de alimentos de los ratones restableciera parcialmente la función del reloj central y potenciara el reloj esquelético pone de relieve lo que ya sabemos sobre la importancia de la ingesta de alimentos en el mantenimiento de los ritmos circadianos. Sin embargo, no hay pruebas suficientes en este momento para decir si esta intervención podría ser beneficiosa para las personas mayores o para las enfermedades relacionadas con la edad.

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva