miércoles, julio 17, 2024

España campeona de la Eurocopa 2024

España ha vencido 2-1 a Reino Unido y su victoria ha dado la vuelta al mundo. El fútbol a menudo divide opiniones, pero todos...
spot_img

De esta categoría

InicioENCABEZADOSReino Unido se enfrenta a un cambio de ciclo

Reino Unido se enfrenta a un cambio de ciclo

A medida que Gran Bretaña se acerca a las elecciones generales del 4 de julio, las encuestas cuentan la misma historia que durante la mayor parte de los últimos tres años: este es un país que pide a gritos un cambio.

La situación ha sido terrible para el primer ministro Rishi Sunak desde que asumió el cargo a finales de 2022. Su gobernante Partido Conservador, cuyos 14 años en el poder han estado definidos por las apuestas políticas de la austeridad, el Brexit y la economía radical, se quedó atrás del opositor Partido Laborista en las encuestas alrededor de noviembre de 2021, y la brecha no ha hecho más que ampliarse desde entonces.

Salvo que se produzca una gran conmoción, el líder laborista Keir Starmer será la persona que cruce la famosa puerta negra del número 10 de Downing Street en menos de tres semanas.

Starmer ha prometido ser el agente de cambio que Gran Bretaña necesita. Ha prometido hacer crecer la economía del país reformando las leyes de planificación e invirtiendo en una nueva estrategia industrial. Ha dicho que creará un fondo de riqueza nacional con £ 7.300 millones (US$ 9.300 millones) de dinero público que ayudará a pagar la transición a cero emisiones netas.

Una empresa energética de propiedad pública de £8.300 millones (US$ 10.500 millones), Great British Energy, verá la red energética del Reino Unido descarbonizada para 2030. Starmer dice que todo esto se puede lograr sin aumentar los impuestos sobre la renta, aunque no hay compromisos sobre otros impuestos, como el impuesto sobre las ganancias de capital, que se paga sobre el dinero obtenido de la venta de activos, incluidas propiedades y acciones.

El resto del manifiesto laborista combina una mezcla de centrismo modesto con socialismo blando. Incluye la imposición de impuestos a las escuelas privadas para ayudar a pagar la educación estatal y gravámenes extraordinarios a las empresas de energía para financiar la transición a la energía limpia. También hay compromisos sobre los derechos de los trabajadores, la reducción de las listas de espera para la atención sanitaria y también el control de la inmigración.

Los críticos de la derecha dicen que Starmer necesitará aumentar los impuestos para financiar sus planes, mientras que los escépticos de la izquierda dicen que su manifiesto no es lo suficientemente audaz o ambicioso como para mejorar a Gran Bretaña.

Esta es una Gran Bretaña, por supuesto, que ha tenido una inflación récord en los últimos dos años, ha visto dispararse las tasas de interés, ha visto caer la libra a un mínimo histórico frente al dólar, todavía está en una crisis de costo de vida, ha tenido los tiempos de espera más largos para operaciones médicas en la historia reciente y ha pasado los últimos ocho años en medio de la agitación política tras la votación de 2016 para abandonar la Unión Europea.

En resumen, esta es una larga lista de cosas que resolver en un período de cinco años cuando las finanzas públicas están en desorden. La pregunta para Starmer, en caso de ganar, es si el desastre es demasiado grande para que él lo arregle y si tiene la habilidad política para lograr el cambio que ha prometido.

Alguna vez fue un destacado abogado de derechos humanos, pero en 2008 se convirtió en Director del Ministerio Público (DPP), dirigiendo el Servicio de Fiscalía de la Corona de Inglaterra y Gales, un trabajo de alto perfil por el que fue nombrado caballero, lo que lo convirtió en el primer líder laborista en ingresar al poder con el prefijo Sir a su nombre.

Nacido en 1962, Starmer creció en un pequeño pueblo al sur de Londres. Su padre era un fabricante de herramientas que trabajaba en una fábrica, su madre era una enfermera que padecía graves discapacidades físicas, lo que finalmente provocó que le amputaran una pierna.

Si bien Starmer nunca afirmó haber sufrido pobreza, sí habló de las luchas financieras que afectaron a su familia, así como de las dificultades de aprendizaje que frenaron a su hermano menor.

Claramente, estas primeras experiencias dieron forma a la política de Starmer. Ha hablado de haber notado que la gente menospreciaba a su padre por trabajar en una fábrica o intimidar a su hermano. Sus padres eran políticos y nombraron a su hijo mayor en honor al primer líder laborista en el Parlamento, Keir Hardie.

«Es el primer líder laborista en una generación que habla de clase y esnobismo», dijo a CNN Tom Baldwin, autor de «Keir Starmer: The Biography». “Esto no lo convierte en un guerrero de clase, sino en alguien que comprende las diferentes capas de orgullo, aspiración y culpa… Siente el dolor de la falta de respeto que experimentó su padre… Habla mucho de su hermana, que ha llevado una vida precaria como cuidador, no haber ido a la universidad”, añadió Baldwin.

Starmer eligió estudiar derecho en la Universidad de Leeds, antes de completar un posgrado en la Universidad de Oxford. Al principio pensó que tendría una carrera jurídica trabajando para sindicatos, pero a medida que su política evolucionó en consonancia con sus estudios, se interesó cada vez más por los derechos humanos.

Este político  ha emprendido una especie de viaje desde que ingresó a la política. Fue elegido al Parlamento en 2015 a la edad de 52 años y entró en el gabinete en la sombra poco más de un año después. Jeremy Corbyn, entonces líder laborista, nombró a Starmer su jefe para el Brexit tras el referendo de 2016.

Corbyn es una figura controvertida en la política británica y servir en su equipo principal sigue siendo algo que persigue a Starmer. Históricamente, Corbyn había estado en la extrema izquierda del Partido Laborista. Antes de convertirse en líder en 2015, Corbyn había apoyado en varios momentos de su larga carrera el desarme nuclear y la retirada de la OTAN, y dijo que era una “tragedia” que Osama bin Laden fuera asesinado en lugar de ser juzgado.

Starmer estuvo en el gabinete en la sombra de Corbyn para las elecciones generales de 2017 y 2019, algo que los conservadores plantean regularmente como prueba de que es una amenaza para la seguridad nacional, después de haber intentado dos veces convertir a Corbyn en primer ministro.

Sin embargo, Starmer expulsó a Corbyn del Partido Laborista luego de una investigación sobre antisemitismo durante la época de Corbyn como líder. Starmer también ha dicho que apoyaba a Corbyn sabiendo que perdería. Cuando se le preguntó sobre ese punto en un programa “Question Time” de la BBC, dijo que Corbyn “sería un mejor primer ministro” que “lo que tenemos” en Boris Johnson. Starmer también sostiene que ha devuelto al Partido Laborista a una posición de elegibilidad.

Las encuestas sugieren que eso es cierto, pero los críticos de Starmer en la izquierda dicen que utilizó a Corbyn y su ala del Partido Laborista para ganar el liderazgo del partido en 2020, comprometiéndose con varias posiciones de izquierda, como la nacionalización de los servicios públicos, la eliminación de las matrículas universitarias, y revertir las reformas conservadoras de bienestar social, solo para abandonar esas promesas una vez que se acercó al poder.

James Schneider, exjefe de comunicaciones de Corbyn, dijo a CNN: “Starmer no es un hombre de principios. Su campaña para convertirse en líder laborista fue sistemáticamente deshonesta. Su cinismo y su falta de políticas para mejorar la vida de las personas conducirán a una profunda desilusión que podría alimentar a la extrema derecha o a un futuro movimiento popular por el cambio”.

Starmer ha respondido en varias ocasiones a las acusaciones de que se ha desviado políticamente diciendo que antepone a su país a su partido político y que sólo es posible cambiar las cosas si estás en el poder.

¿Puede Starmer cambiar Gran Bretaña? Ya sea que piense que el plan actual de Starmer es poco ambicioso, deshonesto o exactamente lo que Gran Bretaña necesita, es imposible impulsar políticas sin capital político y personal. CH

Articulo de la semana

Patriotas por Europa promete cambiar a la UE

   Hace unos días, el medio de comunicación France 24, llamó la atención al dar una noticia inesperada en medio del cisma político que...

Entrevista exclusiva