viernes, abril 19, 2024

Irlanda tiene al primer ministro más joven de su historia

Simon Harris se ha comprometido a revitalizar la coalición gobernante de Irlanda después de ser elegido el primer ministro más joven del país y...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTORenuncia Leo Varadkar como primer ministro de Irlanda

Renuncia Leo Varadkar como primer ministro de Irlanda

Leo Varadkar anunció que renunciará como primer ministro de Irlanda y también renunciará a su papel como líder del partido Fine Gael en la coalición gobernante, en un movimiento sorpresivo descrito por los expertos como un «terremoto político» para el país.

Citando razones «personales y políticas», Varadkar, de 45 años, anunció su decisión en una conferencia de prensa en Dublín diciendo en un discurso emotivo que ya no se sentía la «mejor persona» para liderar Irlanda.

A principios de este mes, su gobierno sufrió derrotas dañinas en dos referendos sobre referencias a la familia y las mujeres en la Constitución. Se espera que Varadkar, quien dijo que renunciaba como líder del partido con efecto inmediato, sea reemplazado como primer ministro tan pronto como su sucesor como líder del partido pueda asumir el cargo.

Si bien su partida no desencadenará automáticamente una elección anticipada, se produce solo 10 semanas antes de las elecciones parlamentarias y locales europeas y menos de un año antes de las próximas elecciones generales de Irlanda.

Varadkar dijo: «Una parte del liderazgo es saber cuándo ha llegado el momento de pasar el testigo, y luego tener el coraje de hacerlo. Ese momento es ahora». En una declaración leída en las escalinatas de los edificios gubernamentales en la capital irlandesa, dijo: «Creo que este gobierno puede ser reelegido (…) Creo que un nuevo primer ministro estará mejor posicionado que yo para lograrlo: para renovar y fortalecer el equipo superior, para reenfocar nuestro mensaje y políticas e impulsar la implementación».

Añadió que había pedido que se eligiera un nuevo líder del partido el 6 de abril, lo que permitiría elegir un nuevo primer ministro y un nuevo gabinete después de las vacaciones de Semana Santa del Parlamento.

Si bien estaba «profundamente agradecido» por su tiempo en el cargo y «recomendaría de todo corazón una carrera en política», Varadkar dijo que había llegado al final del camino como taoiseach. «Los políticos somos seres humanos y tenemos nuestras limitaciones», dijo. «Lo damos todo hasta que ya no podemos más. Y luego tenemos que seguir adelante».

Entre los aspirantes a sucederle como líder del Fine Gael y nuevo primer ministro se encuentran el ministro de Educación Superior, Simon Harris, que es el claro favorito de las casas de apuestas; el ministro de Empresa y ex viceprimer ministro, Simon Coveney; el ministro de Gasto Público, Paschal Donohoe, y la ministra de Justicia, Helen McEntee.

Varadkar dijo que sus razones para dimitir eran «principalmente políticas», pero no dio más detalles sobre cuáles eran. A principios de este mes, se le culpó ampliamente de una aplastante derrota en las urnas, incluida la mayor derrota en un referéndum por parte de un gobierno irlandés.

La coalición gobernante había propuesto reformular la Constitución de 1937 para cambiar las referencias obsoletas a la familia y las mujeres. Los críticos dijeron que Varadkar había apresurado el debate en un esfuerzo «efectista» para celebrar dos referendos en el Día Internacional de la Mujer, y lo acusaron de presidir «mensajes incoherentes».

Se espera que las consecuencias políticas de la debacle fueran limitadas. Varadkar también se ha enfrentado a un creciente descontento dentro del Fine Gael, con 10 de sus miembros de la Dáil Éireann -casi un tercio del total del partido- anunciando que no volverán a presentarse a las próximas elecciones, que deben convocarse a principios de 2025.

El Fine Gael ha perdido cinco elecciones parciales recientes, lo que ha llevado a algunos a ver a Varadkar como un lastre electoral. «Su legado será el de un perdedor electoral», dijo Eoin O’Malley, politólogo de la Universidad de la Ciudad de Dublín, a la Agence France-Presse. «Prometió ser un buen comunicador, pero resultó que era malo en eso. No tenía una agenda clara y cumplió poco».

El principal partido de la oposición y antiguo brazo político del IRA, el Sinn Féin, ha mantenido una amplia ventaja en las encuestas sobre el Fine Gael y el Fianna Fáil durante los últimos dos años, pero los sondeos siguen sugiriendo que la coalición tiene buenas posibilidades de reelección.

Los defensores de Varadkar dicen que críticos como O’Malley son injustos. Señalan los elogios generalizados que recibió durante su primer mandato 2017-2020 por reunir el apoyo de la UE detrás del mecanismo de salvaguarda para evitar una frontera dura con Irlanda del Norte durante las negociaciones del Brexit con Reino Unido.

Los liberales también aplauden a Varadkar por su papel de liderazgo en un referéndum de 2018 que legalizó el aborto, un hito en la transformación de Irlanda de una sociedad católica socialmente conservadora al laicismo y el pluralismo. CH

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva