miércoles, mayo 29, 2024

Ucrania ya utiliza drones navales Sea Baby con lanzacohetes Grad

Ucrania ha confirmado el uso de drones navales Sea Baby equipados con lanzacohetes múltiples Grad. Además de su uso contra los buques de superficie...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOChina propone una conferencia de paz sobre Ucrania

China propone una conferencia de paz sobre Ucrania

El presidente chino, Xi Jinping, se reunió  con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en una muestra de apoyo mutuo y oposición consensuada a las democracias occidentales, y transmitiendo a otros mandatarios el mensaje de que sus esfuerzos por aislar a Moscú de los combates en Ucrania están fracasando. Ambas potencias encuentran aliento en su resistencia frente a la creciente presión occidental, respaldados por el apoyo tácito de los «Estados pendulares» geopolíticos del Sur Global.

El jefe de la diplomacia rusa aterrizó en Pekín para una visita de dos días, durante la cual se reunió con el líder chino y con su homólogo, Wang Yi, para tratar «una amplia gama de asuntos relacionados con la cooperación bilateral, así como la cooperación en el ámbito internacional». El periplo está precedido por la sugerencia del presidente ruso, Vladimir Putin, el mes pasado, de que estaba considerando China para su primer viaje al extranjero tras su victoria en las elecciones del mes pasado. Un logro muy elogiado por el régimen comunista chino.

«Nuestras relaciones diplomáticas, que se prolongan desde hace 75 años, no sólo han beneficiado a sus pueblos, sino que también han desempeñado un papel constructivo para garantizar la justicia y la imparcialidad internacionales», declaró Xi tras la inesperada reunión.

Se trata del primer encuentro entre Lavrov y Xi en seis años y resulta destacable, ya que los jefes de Estado no suelen reunirse habitualmente con los ministros desplazados. Precisamente, su último encuentro, en 2018, se produjo semanas antes de una visita de Estado de Putin a China, su primer viaje de este tipo tras ganar otras presidenciales rusas. A partir de entonces, las dos naciones han intensificado sus relaciones económicas, comerciales y diplomáticas, incluso tras el inicio de la guerra.

Aunque Pekín se proclama neutral en la contienda, se ha convertido en un salvavidas económico clave para una aislada economía rusa y en un firme socio diplomático, ya que ambos se oponen a lo que consideran una contención por parte de Occidente. Por su parte, China niega con vehemencia haber suministrado apoyo militar directo a Rusia, pero la ha respaldado diplomáticamente al culpar a Occidente de provocar la decisión de Putin de lanzar la guerra, absteniéndose de calificarla de invasión en deferencia al Kremlin.

El ministro de exteriores chino comunicó a su ilustre invitado que apoyan la celebración de una conferencia de paz internacional «reconocida tanto por Rusia como por Ucrania», en la que «participen por igual todas las partes y en la que todos los planes se discutan de forma justa». Unas declaraciones que se producen en un momento en que siguen aumentando los interrogantes sobre cómo poner fin a la devastadora guerra.

Las anteriores rondas de conferencias internacionales de paz han contado con el respaldo de Kiev y no han incluido a Moscú, ya que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, busca un amplio apoyo para su fórmula de paz, que exige la retirada completa de las tropas rusas. Unas conferencias que tanto el Oso como el Dragón consideran “ineficaces”, argumentando la necesidad de tener en cuenta las preocupaciones de todas las partes implicadas y “no perseguir exclusivamente la fórmula de paz apoyada por el supuesto presidente Zelenskyi”.

Pekín, en voz de Wang, espera que «el fuego cese lo antes posible». Por otro lado, Lavrov reiteró la responsabilidad de Kiev en los ataques contra la central nuclear de Zaporiyia. «Dudo que esta vez eludan su responsabilidad. Buscamos la cooperación tanto con el OIEA como con el Consejo de Seguridad de la ONU y sin duda les presionaremos para que reconozcan honestamente lo que está ocurriendo, no sólo en torno a la central, sino en toda Ucrania.»

“Agradecemos a China su postura objetiva y equilibrada, su voluntad de desempeñar un papel positivo en la cuestión de la solución política y diplomática. Los conocidos 12 puntos que presentó el año pasado expresan claramente la necesidad de considerar las causas profundas de este conflicto y los esfuerzos por resolverlo, tanto en el contexto de garantizar una seguridad justa e indivisible en Europa, como en el mundo», subrayó Lavrov.

El canciller ruso destacó la determinación de ambos países “de contrarrestar los intentos de frenar la formación de un mundo multipolar, de frenar los procesos de democratización y justicia que desde hace mucho tiempo están llamando a la puerta del orden mundial moderno, y de detener el hecho de que Washington y sus aliados intenten perpetuar su injusta posición en el sistema internacional”.

Tras agradecer a China sus condolencias por el atentado contra el Crocus Hall del 22 de marzo, Lavrov subrayó su compromiso de unir fuerzas para luchar contra el terrorismo a través de mecanismos multilaterales. Al mismo tiempo atacó a Occidente, y transmitió junto a su anfitrión una enérgica condena sobre las sanciones unilaterales contra Rusia. «Son un típico acto de intimidación, que viola el derecho internacional, un orden internacional justo y legítimo, y que además va en contra de la tendencia del desarrollo y el progreso mundial».

El funcionario chino comunicó que esta visita forma parte de las «actividades diplomáticas habituales», y que otros gobiernos no deben «infringir los derechos e intereses legítimos del país asiático o de sus empresas. Menos aún instigar un enfrentamiento entre bloques».

En palabras de Wang, “los lazos bilaterales deben basarse en la no alianza, la no confrontación y el no ataque a terceros”. Ambos abogan por “la búsqueda del diálogo en lugar de la confrontación, y se oponen a cualquier hegemonía o mentalidad de guerra fría promoviendo la construcción de una comunidad global de futuro compartido”.

A su vez reiteraron la necesidad de promover un mundo multipolar igualitario y ordenado. Wang señaló que las voces del Sur Global se están alzando, afirmó que creen que todos los países deben ser tratados por igual, al tiempo que rechazan el hegemonismo y la política de poder, promoviendo la democracia en las relaciones internacionales.

Las reuniones se produjeron después de que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, advirtiera de nuevo a los aliados en la sede de la OTAN en Bruselas de que China «sigue proporcionando materiales para apoyar la base industrial de defensa de Rusia”. Según informó Bloomberg recientemente, el apoyo de China a Rusia se ha intensificado en los últimos meses, en el ámbito del intercambio de datos por satélite, pero también en el suministro de componentes de microelectrónica y maquinaria para la fabricación de tanques, e incluso combustible para misiles.

 

Articulo de la semana

Menos del 3% de los mexicanos en el extranjero votarán el 2 de junio

El próximo 2 de junio habrá elecciones presidenciales en México y por vez primera, saldrá victoriosa una mujer y todo apunta que será Claudia...

Entrevista exclusiva