February 24, 2024
HomeENCABEZADOSEl petróleo podría llegar a 150 dls. por barril

El petróleo podría llegar a 150 dls. por barril

petróleo podría llegar a 150 dls. por barril

Los responsables políticos tendrán que estar atentos. Si el conflicto se intensificara, la economía mundial se enfrentaría a un doble shock energético por primera vez en décadas, no solo por la guerra en Ucrania, sino también por Oriente Medio. -Banco Mundial.

 

Los precios del petróleo podrían dispararse a un récord de más de 150 dólares por barril si la guerra entre Israel y Hamas conduce a una repetición del conflicto a gran escala en el Medio Oriente presenciado hace 50 años, advirtió el Banco Mundial.

En la primera evaluación importante de los riesgos económicos de una escalada de la guerra más allá de las fronteras de Gaza, el Banco Mundial dijo que existía el riesgo de que el costo del crudo entrara en “aguas desconocidas”.

Un escenario de “gran perturbación” comparable con el boicot petrolero árabe a Occidente en 1973 crearía una escasez de suministro que llevaría a que el precio del barril de petróleo aumentara de unos 90 dólares a entre 140 y 157 dólares. El récord anterior, sin ajustar por inflación, fue de 147 dólares por barril en 2008.

“El último conflicto en Oriente Medio se produce inmediatamente después de la mayor conmoción en los mercados de productos básicos desde la década de 1970: la guerra de Rusia con Ucrania”, dijo Indermit Gill, economista jefe del Banco Mundial. “Eso tuvo efectos disruptivos en la economía global que persisten hasta el día de hoy.

“Los responsables políticos tendrán que estar atentos. Si el conflicto se intensificara, la economía mundial se enfrentaría a un doble shock energético por primera vez en décadas, no solo por la guerra en Ucrania, sino también por Oriente Medio”.

El Banco  en su última perspectiva de los mercados de productos básicos  señaló que el impacto en la economía mundial no se limitaría a los costos de la energía, sino que también provocaría que cientos de millones de personas pasaran hambre como resultado del aumento de los precios de los alimentos.

En su evaluación, el Banco dijo que la guerra entre Israel y Hamas había tenido poco impacto en los precios de las materias primas hasta ahora. Los precios del petróleo habían subido alrededor de un 6%, pero las materias primas agrícolas, los metales industriales y otras materias primas “apenas se habían movido”. Y agregó: “Las perspectivas para los precios de las materias primas se oscurecerían rápidamente si el conflicto se intensificara”.

 

Gaza bombardeada

Foto: Gaza bombardeada

 

Según el pronóstico de referencia del Banco Mundial, los precios del petróleo promediarán 90 dólares por barril en el trimestre actual antes de caer a un promedio de 81 dólares por barril el próximo año a medida que se desacelere el crecimiento económico mundial. Pero también esbozó tres caminos alternativos para los precios del petróleo:

Un escenario de “pequeña disrupción”, en el que el suministro mundial de petróleo se reduciría entre 500.000 y 2 millones de barriles diarios, aproximadamente equivalente a la reducción observada durante la guerra civil libia en 2011. El precio del petróleo subiría a un rango de 93 a 102 dólares por barril.

Un escenario de “disrupción media” -más o menos equivalente a la guerra de Irak en 2003- en el que el suministro mundial de petróleo se reduciría entre 3 y 5 millones de barriles diarios. Los precios del petróleo subirían entre un 21% y un 35% inicialmente, llevándolos a entre 109 y 121 dólares el barril.

Un escenario de “gran disrupción”, comparable a la acción tomada durante la guerra de Yom Kippur de 1973, en el que el suministro mundial de petróleo se reduciría entre 6 y 8 millones de barriles por día, lo que resultaría en un aumento del 56% al 75% en los precios a entre 140 y 157 dólares por barril.

El embargo petrolero de 1973 provocó un repentino aumento de cuatro veces en el costo del crudo, lo que marcó el comienzo de una inflación más alta y un aumento del desempleo que puso fin al largo auge de la posguerra en la economía mundial.

“Los precios más altos del petróleo, si se mantienen, inevitablemente significan precios más altos de los alimentos”, dijo Ayhan Kose, economista jefe adjunto del Banco Mundial. “Si se materializa un shock severo en los precios del petróleo, aumentaría la inflación de los precios de los alimentos, que ya ha sido elevada en muchos países en desarrollo. A finales de 2022, más de 700 millones de personas, casi una décima parte de la población mundial, estaban desnutridas. Una escalada del último conflicto intensificaría la inseguridad alimentaria, no solo dentro de la región, sino también en todo el mundo”.  CH

Comparte este artículo