viernes, junio 14, 2024

Exitosa cumbre bilateral España y Turquía

España ha acogido esta Cumbre bilateral periódica tres años después de celebrarse la anterior en Ankara, en la que ambos países elevaron su nivel...
spot_img

De esta categoría

InicioCONEXION HISPANOAMÉRICAEspaña acude a las urnas a elegir presidente

España acude a las urnas a elegir presidente

Las elecciones generales de España del domingo 23 de julio podrían convertir al país en el último miembro de la Unión Europea que se incline hacia un gobierno de centroderecha, un cambio que representaría la salida de la coalición de izquierda que gobierna en el país ibérico.

El presidente Pedro Sánchez convocó las elecciones anticipadas después de que su Partido Socialista Obrero Español y su pequeño socio de coalición de extrema izquierda, Unidas Podemos, recibieran una paliza en las elecciones locales y regionales.

El Partido Popular de centroderecha emergió de las elecciones del 28 de mayo con la mayor cantidad de votos. Las encuestas para las elecciones generales han puesto consistentemente al PP en primer lugar, pero probablemente necesite el apoyo del partido de extrema derecha Vox para formar un gobierno.

Tal coalición podría no consumarse si Alberto Núñez Feijóo  obtiene una mayor absoluta que le permite investirse como presidente sin necesidad de coaligarse con otro partido. Ya sucedió recientemente en las elecciones de Andalucía en el caso de Juanma Moreno.

También se espera que el partido de ultraderecha VOX, de Santiago Abascal, pierde fuelle y sea castigado en las urnas; que el votante de VOX le dé votos prestados al PP de Feijóo.

Abascal se opone al derecho al aborto, niega el cambio climático y rechaza la necesidad de que el gobierno combata la violencia de género. Las encuestas electorales indican que el partido podría terminar tercero este fin de semana pero con menos escaños de los que esperaría tener.

Nagore Calvo Mendizabal, profesora titular de Política y Sociedad Española y Europea en el King’s College de Londres, dijo que la probabilidad de que Vox entre en el gobierno enmarca las elecciones parlamentarias del domingo «en términos del futuro de la democracia en España como lo que está en juego».

Más allá de España, un gobierno PP-Vox significaría que otro miembro de la UE se ha movido firmemente hacia la derecha, una tendencia vista recientemente en Suecia, Finlandia e Italia. Países como Alemania y Francia están preocupados por lo que tal cambio presagiaría para las políticas de inmigración y clima de la UE.

España asumió la presidencia rotatoria de la UE el 1 de julio. Sánchez esperaba usar el mandato de seis meses para mostrar los avances que su gobierno había logrado antes de una elección nacional originalmente programada para diciembre.

Las preocupaciones de los votantes sobre la inmigración y los costos de vida, así como la frustración con la interferencia percibida de la UE en los asuntos nacionales, a menudo se han citado para explicar los aumentos en el apoyo de la derecha en otros países.

Durante la mayor parte del año pasado, el PP ha llevado a cabo una campaña mediática y parlamentaria contundente sobre la necesidad de derrotar lo que llama «sanchismo», retratando al primer ministro como un mentiroso por sus cambios de sentido en temas importantes.

Sánchez dijo que nunca formaría un gobierno con Podemos, considerándolo demasiado radical, pero luego lo hizo en 2019. Sánchez también dijo que no perdonaría a nueve separatistas que fueron condenados por sedición después de presionar por la secesión de la región de Cataluña, pero luego lo hizo.

El PP afirma que su gobierno minoritario traiciona a España al alinearse con extremistas en partidos regionales vascos y catalanes que finalmente quieren la independencia.

Pero el mayor error de la coalición socialista-Podemos se produjo en lo que se suponía que era una de sus piezas distintivas de legislación progresista. Una ley de consentimiento sexual aprobada en octubre permitió inadvertidamente que se redujeran las sentencias de más de 1,000 delincuentes sexuales condenados, y más de 100 obtuvieron la liberación anticipada.

Sánchez se disculpó y la ley fue enmendada para cerrar el vacío legal, pero el episodio proporcionó material invaluable para los partidos de derecha y los medios de comunicación de derecha.

El propio Sánchez de  51 años de edad, también tuvo un desempeño desastroso en el único debate preelectoral televisado con Feijóo del PP, de 61 años. Los análisis de las encuestas muestran que el sentimiento anti-Sánchez y el temor de que Vox entre en el gobierno ha llevado a unos 700.000 votantes socialistas a cambiar a favor del PP.

Sánchez asumió el cargo por primera vez en junio de 2018 después de ganar una moción de censura que puso fin a una carrera de ocho años en el gobierno para el PP a raíz de un gran escándalo de corrupción. Dirigió un gobierno provisional hasta que, después de dos elecciones en noviembre de 2019, llegó a un acuerdo con Podemos.

Y la pandemia llegó

En cuestión de meses, España fue uno de los países más afectados por la pandemia de COVID-19 en términos de muertes e impacto económico, poniendo a prueba severamente la fuerza del gobierno de coalición de izquierda. La invasión rusa de Ucrania y sus efectos financieros en cadena lo pusieron a prueba nuevamente.

Pero de cara a las elecciones de mayo, Sánchez podría presumir de una economía en crecimiento, la caída del desempleo y la inflación, los aumentos de pensiones y salarios mínimos, y el establecimiento de un ingreso vital mínimo. El gobierno también negoció un acuerdo con la UE que le permitió reducir los costos de energía al consumidor que impulsaron la guerra de Rusia en Ucrania.

Un factor que podría alterar las predicciones de las encuestas es Sumar, un nuevo movimiento de 15 pequeños partidos de izquierda, incluido Podemos, liderado por la inmensamente popular ministra de Trabajo de España, Yolanda Díaz. Si vence a Vox por el tercer lugar el domingo, Sumar podría proporcionar a los socialistas el respaldo para formar otro gobierno de coalición.

Con las elecciones que tienen lugar en pleno verano, es probable que millones de ciudadanos estén de vacaciones lejos de sus lugares de votación regulares;  las solicitudes de voto por correo se han disparado, y los funcionarios han estimado una participación electoral del 70 por ciento. CH

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva