domingo, abril 14, 2024

Tensión en el Mar Rojo obliga a los buques a cambiar sus rutas

La tensión en el Mar Rojo por los ataques de los grupos hutíes –afines a Irán– desde la costa de Yemen ha forzado a...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOLos hutíes atacan un barco de grano con destino a Irán

Los hutíes atacan un barco de grano con destino a Irán

Las fuerzas hutíes respaldadas por Irán en Yemen llevaron a cabo su primer ataque en el Mar Rojo  disparando contra un buque de carga de granos con destino a Irán, dijo el ejército estadounidense, en un ataque que plantea dudas sobre los objetivos del grupo.

La pausa en los ataques contra barcos que, según los hutíes, están vinculados a Israel ha llevado a afirmaciones de que los ataques de Estados Unidos y el Reino Unido contra el grupo han neutralizado con éxito sus capacidades o que se ha disuadido a los objetivos potenciales de entrar en el Mar Rojo.

Los hutíes dicen que están actuando en solidaridad con los palestinos en Gaza, pero eso ha sido cuestionado por el secretario de Defensa del Reino Unido, Grant Shapps, quien ha acusado a los hutíes de ser «piratas oportunistas».

El comando central de Estados Unidos (Centcom) dijo en un comunicado: «El 12 de febrero, entre las 3.30 y las 3.45 de la madrugada, hora de Yemen, militantes hutíes respaldados por Irán dispararon dos misiles desde áreas de Yemen controladas por los hutíes hacia Bab al-Mandeb.

«Ambos misiles fueron lanzados hacia el MV Star Iris, un buque de carga de propiedad griega con bandera de las Islas Marshall que transitaba por el Mar Rojo transportando maíz desde Brasil. El buque informa que está en condiciones de navegar, con daños menores y sin heridos para la tripulación». Agregó que era de notar que el destino del MV Star Iris era Bandar Iman Khomeini en Irán.

Irán proporciona apoyo financiero y práctico a los hutíes y, según los informes, la marina estadounidense ha interceptado barcos que contrabandean armas al grupo desde Irán.

 

 

El líder hutí, Abdulmalik al-Houthi, afirmó en un discurso televisado la semana pasada que los barcos israelíes habían dejado de entrar en el Mar Rojo, pero la marina estadounidense ha estimado que unos 100 barcos siguen operando en la vía fluvial, algunos de los cuales los hutíes pueden ver como objetivos. Sería sorprendente que la ralentización de los ataques de los hutíes no reflejara de alguna manera una erosión de las capacidades, incluso si algunos barcos que entran en el Mar Rojo ahora llevan identificaciones que dicen solo tripulación musulmana.

Estados Unidos dijo que había atacado posiciones hutíes, de miércoles a sábado, marcando uno de los períodos más intensos de ataques contra el grupo desde que comenzó la campaña el 11 de enero.

El embajador de Estados Unidos en Yemen, Steven Fagin, advirtió la semana pasada que la clasificación de Estados Unidos de los hutíes como grupo terrorista global especialmente designado entraría en vigor el 16 de febrero si los ataques no se detenían. La designación tiene como objetivo interrumpir la financiación de terceros al grupo.

La otra limitación que pesa sobre los hutíes es el temor de que un acuerdo de paz potencialmente muy ventajoso para poner fin a la guerra civil yemení, negociado por Arabia Saudí, pueda ser retirado si los ataques continúan.

Todas las partes describen el acuerdo de paz saudí como actualmente congelado, y algunos en el gobierno de Adén, reconocido por la ONU, que fue asistido por Arabia Saudí en la guerra contra los hutíes, quieren aprovechar el momento para reescribir el borrador del acuerdo.

El enviado de la ONU para Yemen, Hans Grundberg, está trabajando duro para mantener vivo el espíritu del acuerdo, y Arabia Saudí aportó esta semana otros 250 millones de dólares para mantener en funcionamiento el gobierno de Adén y para pagar los salarios de la gente para comprar alimentos.

También se supo que Yibuti, situada frente a Yemen al otro lado del Mar Rojo y un fuerte opositor a los ataques de Israel en Gaza, rechazó un plan de Estados Unidos de instalar lanzadores de misiles en el país para atacar Yemen. En una entrevista con la BBC, el primer ministro de Yibuti, Abdoulkader Kamil Mohamed, dijo que a Estados Unidos solo se le permitió desplegar el sistema de defensa aérea MIM-104 Patriot en su territorio para proteger de Yemen las instalaciones militares estadounidenses en el país.

A Estados Unidos no se le dio la discreción de usar Djibouti como base de guerra contra Yemen. El ministro de Relaciones Exteriores de Yibuti, Mahmoud Ali Youssouf, confirmó que su país no condenará los ataques hutíes en el Mar Rojo y el estrecho de Bab al-Mandb, considerándolos un «alivio legítimo para los palestinos».

Se estima que un buque portacontenedores típico con destino al norte de Europa, que ahora se ve obligado a rodear el Cabo de Buena Esperanza, en lugar del Mar Rojo, transporta un millón de dólares adicionales en combustible. CH

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva