February 24, 2024
HomeENCABEZADOSMilei reforma a toda Argentina

Milei reforma a toda Argentina

Milei DNU

El presidente de Argentina, Javier Milei, ha avanzado algunos detalles del plan que contempla la reforma de más de 300 normas para sentar “las bases de la reconstrucción de la economía argentina y devolverle la libertad y la autonomía a los individuos, sacándoles el Estado de encima”. Privatizar empresas estatales, facilitar las exportaciones y poner fin a los controles de precios en la vivienda son algunas de las medidas de las que parte el plan del mandatario argentino.

El propósito principal del plan, del que Milei avanzó sólo 30 puntos de los 300 que contempla, es “que Argentina sea una potencia mundial” y eso pasa por “desarmar la enorme cantidad de regulaciones que han impedido, entorpecido y detenido el crecimiento económico de nuestro país”, ha indicado el propio Milei durante la rueda de prensa ofrecida desde la Casa Rosada.

El paquete que Milei mandará al Parlamento para su aprobación da el primer paso para privatizar las empresas estatales argentinas y abre la puerta a que las empresas privadas tomen el control de sectores clave. El decreto de necesidad urgente (DNU), decidido a recortar el gasto público y los subsidios, incluye la derogación del régimen de sociedades del Estado y de la normativa que impide la privatización de las empresas públicas para transformar en sociedades anónimas “todas” las empresas estatales para su “posterior privatización”, a fin de desregularizar la economía del país.

Este fue uno de los mensajes más potentes de la campaña de Milei. En los días previos a que fuera elegido presidente, puso como ejemplos de esta medida la aerolínea nacional Aerolíneas Argentinas, las redes ferroviarias, los medios de comunicación estatales, la empresa de agua y alcantarillado AySA e incluso a la petrolera y refinadora estatal YPF y a la compañía energética Enarsa, que pasarían primero por un período de transición: “Nos llevaría casi un par de años privatizar YPF”, dijo Milei a Bloomberg News durante la campaña, “porque la empresa ha sido destruida y venderla hoy a precios de mercado sería regalarla”.

 

Foto: Pobreza en Argentina.

Foto: Pobreza en Argentina.

Así, durante la presentación de las 300 medidas, Milei sólo mencionó la compañía aérea, a la que el Gobierno ha destinado cientos de millones de dólares al año, y confirmó haber autorizado una transferencia de acciones (probablemente a empleados) y que al mismo tiempo liberaría la industria de viajes aéreos de Argentina.

Si bien Milei puede intentar privatizar empresas mediante decreto presidencial, es probable que se enfrente un rechazo en el Congreso, donde su partido es minoría, y puede tener dificultades para obtener suficientes votos para aprobar las desinversiones.

Este impulso privatizador no es nuevo para Argentina. Milei está siguiendo una política similar a la planteada por el ex presidente Carlos Menem en la década de los 90, cuando vendió varios activos estratégicos en un intento de reducir el tamaño del gobierno después de un período de hiperinflación. Después de una crisis paralizante que alcanzó su punto máximo a finales de 2001, Argentina renacionalizó algunas empresas dutrante la era de líderes izquierdistas y recuperaron AySa en 2006, Aerolíneas en 2008 e YPF en 2012.

El programa del Gobierno también incluye la derogación de la Ley de Alquileres que limita las subidas de precios en un intento por normalizar el mercado inmobiliario, la posibilidad de que los clubes de fútbol se conviertan en sociedades anónimas si así lo desean.

El decreto, que será enviado al Congreso para su aprobación en sesión extraordinaria, también prevé la derogación de la Ley de Abastecimiento, que permite al gobierno fijar precios mínimos y máximos y márgenes de ganancia para bienes y servicios de empresas privadas, y suprimirá el Observatorio de precios del Ministerio de Economía para “evitar la persecución a las empresas”. En este sentido, también derogación de la ley de Góndolas, que obliga a los supermercados a ofrecer un mínimo de productos fabricados por pequeñas empresas.

Además, Milei reformará del Código Aduanero para “facilitar” el comercio internacional y que “quede prohibido prohibir las exportaciones”, liberalizará los servicios de Internet satelital para permitir que Starlink de SpaceX opere en Argentina, eliminará los controles de precios en planes de salud con prepago y el monopolio de las agencias de turismo mediante la desregulación del sector. También derogará la actual Ley de Tierras, que limita la propiedad de tierras a extranjeros en un intento por promover inversiones.

Otras medidas: Derogación de la Ley del Compre Nacional, que da a los proveedores nacionales prioridad en las compras públicas. Derogación de la Ley de Promoción Industrial, que fomentaba el desarrollo de la industria nacional a través de incentivos fiscales y financieros. Derogación de la Ley de Promoción Comercial.

Modernización del régimen laboral para facilitar el proceso de generación de empleo genuino. Modificación de la Ley de Manejo del Fuego para la prevención y el control de incendios. Fin de las obligaciones en materia de producción azucarera. Liberación del régimen jurídico aplicable al sector vitivinícola. Derogación del sistema nacional del comercio minero y del Banco de Información Minera. Implementación de la política de cielos abiertos para la liberalización del transporte aéreo civil.

Así como modificación del Código Civil y Comercial para reforzar el principio de libertad contractual entre las partes y para garantizar que las obligaciones contraídas en moneda extranjera deban ser canceladas en la moneda pactada.

Incorporación de las empresas de medicina prepaga (servicios por los que el cliente paga una cuota) al régimen de obras sociales.

Activación de la receta electrónica para agilizar el servicio y minimizar costes. Modificaciones al régimen de empresas farmacéuticas para fomentar la competencia y reducir costes. Incorporación de herramientas digitales para trámites de los registros de vehículos.

También propone acabar con el déficit fiscal, un mal endémico del país suramericano, es la misión adquirida por Milei. “Recibimos la peor herencia de la historia”, subrayó el jefe del Estado argentino al avanzar la medida. Entre la carga recibida de los Gobiernos de los últimos años, en su mayoría de signo peronista, Milei citó “el déficit consolidado del 15% del PIB, la presión impositiva más alta del mundo, la falta de reservas en el Banco Central, la confianza crediticia destruida, la emisión monetaria desenfrenada y la crisis inflacionaria anual del 15.000%”.

Milei atacó en su discurso a los “defaulteadores seriales” que le han sacado “trece ceros al peso” y destruido otras cinco monedas nacionales, de las “dos crisis hiperinflacionarias sin guerras, 50% de la población por debajo de la línea de la pobreza, 10% de la población indigente y cinco millones de argentinos a los que no les alcanza para comer”. CH

Comparte este artículo