viernes, abril 19, 2024

El Madrid pide a LaLiga adelantar el partido con la Real Sociedad

El Real Madrid mira al calendario previo a la visita al Allianz Arena. Esa ida de semifinales contra el Bayern está fijada para el...
spot_img

De esta categoría

InicioOPINIÓNARTURO SUÁREZ RAMÍREZPalabras Más / Solidaridad

Palabras Más / Solidaridad

“Defender la alegría como una trinchera,

defenderla del escándalo y la rutina,

de la miseria y los miserables,

 de las ausencias transitorias y las definitivas”.

Mario Benedetti

 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Una de las características de los mexicanos es sin duda alguna, la solidaridad con los otros, ese sentimiento que aflora en los momentos de mayor dolor social. Samuel Ramos y Octavio Paz daban cuenta de ello en sus obras literarias y aunque no gusten mucho de los calificativos usados, ambos coinciden en ese sentimiento como el nacionalismo y la condolencia por el dolor ajeno.

A México lo sorprendió un terremoto el 19 de septiembre de 1985, la tierra se estremeció y la Ciudad de México fue la que más lo resintió, edificios derrumbados, heridos y 3 mil 692 muertos fue el saldo, ante la reacción tardía del gobierno de Miguel de la Madrid y su gabinete, en las primeras horas la ciudadanía tomó en sus manos los rescates, la organización, se trabajó hombro con hombro y sin distinciones. Como si fuera una broma macabra aquel fenómeno se repitió el 19 de septiembre del 2017, de nuevo la ciudadanía salió a la calle, en dicha ocasión se contabilizaron 192 muertos.

Quedó demostrado que México es mucho pueblo para tan poco gobierno y en muchos casos la inutilidad de los políticos que con saliva quieren construir un mundo de fantasía pero que la naturaleza pone a cada quien en su lugar. Así ha sido parte de la historia de los desastres en el país, hay quienes sacan raja política de la desgracia y luego se sienten superiores morales.

En la columna pasada le daba cuenta de lo importante que fue Acapulco como centro social, turístico y hasta refugio de artistas de todo el mundo. El huracán Otis terminó con gran parte de la infraestructura hotelera de la bahía y con otros once municipios de Guerrero que perdieron patrimonio, trabajo y el futuro mismo, pese a este solo se ha decretado estado de emergencia en 2 lugares.

Hay voces que con el afán de agradar al gobierno del presidente López Obrador, refieren que la destrucción fue en la zona rica y los más afectados son los pudientes, pero no contemplan que Acapulco es el motor de la economía de la región porque la mayoría se dedican al turismo y de otros municipios sale su gente a trabajar en lo formal y lo informal, Chilpancingo e Iguala sirven como abastecedores del puerto, así que las cadenas de producción están rotas y van a tardar en ser reconstruidos, incluso para el estado de Guerrero, Acapulco de Juárez representa 123 mil 358 millones de pesos de su Producto Interno Bruto, de ahí su importancia.

El drama no termina con el paso de los días y la pérdida, las familias se fragmentan, algunos como pueden van saliendo de Guerrero para refugiarse con familiares, otros buscarán un mejor futuro en nuevas entidades, algunos más no quieren dejar lo poco que les quedó, así viene el drama de los desplazados que seguramente se va a incrementar como pase el tiempo y Acapulco no vea recuperación, bueno dicho estado es de los que más desplazados tiene por la violencia, y es que venía la temporada alta de fin de año.

El desastre es grande en Guerrero, mientras se recupera seguramente muchos seguirán tendiendo su mano para aquellos que lo necesitan, lejos de la polaridad política y las comodidades de un Palacio.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva