jueves, junio 20, 2024

La OPEP ante el fin de los recortes de producción

La OPEP se acerca a un momento que puede marcar por completo tanto su historia como al mercado petrolero de todo el mundo: el...
spot_img

De esta categoría

InicioCLAUDIA LUNA PALENCIAAdvertencias sobre un doble shock petrolero

Advertencias sobre un doble shock petrolero

POR LA ESPIRAL

                                        Claudia Luna Palencia

                                        @claudialunapale

 

          Hace unos días, Bank of America advirtió que los petroprecios podrían llegar a los 250 dólares por barril, en caso de cerrarse  el Estrecho de Ormuz, sitio por el que sale más del 20% del petróleo de Medio Oriente para el resto del mundo.

          Hay una espesa niebla de incertidumbre por todo lo que está pasando en la guerra que Israel libra  contra Hamás bombardeando indiscriminadamente en la Franja de Gaza y causando miles de muertos inocentes. Y esto a raíz de los hechos terroristas que Hamás llevó a cabo también contra la población israelí inocente. Aquí las únicas víctimas somos la población civil aquí, allá y en todas partes.

Las bombas económicas nos vienen cayendo desde hace tiempo, de forma  pesada y desastrosa, sobre de nuestros bolsillos porque ya hemos pasado una pandemia de coronavirus; luego nos ha caído la invasión de las tropas rusas a Ucrania y ahora, una guerra entre Israel contra Gaza, que además tiene detrás a Irán y a los intereses de Arabia Saudita más el malestar de Marruecos y de Turquía. Sin olvidar, que todo termina confrontando a las grandes potencias de nuestro tiempo: Estados Unidos, Rusia y China.

          El Estrecho de Ormuz está situado entre el Golfo de Omán e Irán, de hecho los separan solo 33 kilómetros y es prácticamente un canal de salida comercial hacia Europa, Asia y África.

          Si Irán decide boicotear a Estados Unidos y a Israel por los bombardeos a los gazatíes y lo hace cerrando el Estrecho de Ormuz, Bank of América cree que las repercusiones sobre de los petroprecios serían devastadoras llevándolos a los 250 dólares por barril.

A COLACIÓN

También el Banco Mundial se ha puesto en plan pesimista: el organismo internacional cree que en el peor de los  escenarios para 2024, el precio del petróleo a 150 dólares por barril sería una auténtica pesadilla para todas las economías del mundo porque los efectos adversos terminarían perjudicando tanto directa, como indirectamente, a productores como demandantes.

          Si la prolongación del conflicto bélico desatado a raíz de la invasión de las tropas rusas a Ucrania el 24 de febrero del año pasado ya ha causado estragos en el mercado de los energéticos y de otras materias primas como los cereales y granos a raíz de las sanciones impuestas contra Rusia y de las dificultades de Ucrania para cumplir con sus exportaciones, a  los trastornos provocados  se sumarán los nuevos ocurridos   a raíz de los atentados terroristas perpetrados por Hamás en varias partes de Israel  y que en su defecto, han desatado una declaración de guerra por parte de Tel Aviv.

          Para  los petroprecios solo son un cúmulo de malas noticias. El mercado de los energéticos es siempre un catalizador de la volatilidad internacional, prácticamente todo les afecta; es de esos commodities de alta sensibilidad no solo a cambios en la oferta y en la demanda también a una serie de shocks derivados del propio entorno geoestratégico y geoeconómico. Un conflicto bélico en Medio Oriente es, sin duda, una mala noticia para los energéticos.

          Para el Banco Mundial, lo que más inquieta tiene que ver con la duración del conflicto y la escalada que éste puede tener en una región que es ya de por sí avispero de problemas desde hace décadas y de vecindades difíciles y llenas de rivalidades.

          De acuerdo con el informe sobre las Perspectivas de los Mercados de Productos Básicos elaborado por los expertos de dicho organismo, si bien no se tienen las mismas condiciones que las imperantes en 1970 en Medio Oriente, las perturbaciones actuales podrían empujar a los mercados mundiales de materias primas “hacia aguas desconocidas”.

          En las peores circunstancias, si  el conflicto Israel versus Hamás termina involucrando a otros actores regionales como Irán, cabría la posibilidad de que sucediera “una asfixia” en el suministro de  petróleo hasta en 8 millones de barriles diarios.

“Esto llevaría los precios del crudo Brent de referencia de alrededor de 95 dólares a escalar entre 140  a 157 dólares por barril, más del doble de los precios actuales”, advirtió el Banco Mundial.

La gran interrogante actual ante  la agresiva respuesta bélica de Israel sobre de los civiles palestinos de la Franja de Gaza tiene que ver con la postura que finalmente adoptará Arabia Saudita que es el principal productor de petróleo en el mundo y cuya diplomacia llevaba más de dos años en pláticas con sus contrapartes de Israel, con la mediación de la Casa Blanca, para que  la monarquía saudí reconociese la existencia del Estado de Israel y estableciese relaciones diplomáticas, económicas y comerciales. Tendremos semanas clave.

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva