lunes, julio 15, 2024

OTAN acusa a China de facilitar a Rusia su invasión a Ucrania

"Creo que el mensaje enviado desde la OTAN desde esta cumbre es muy fuerte y muy claro, y estamos definiendo claramente la responsabilidad de...
spot_img

De esta categoría

InicioENCABEZADOSTransnistria pide ayuda urgente a Rusia

Transnistria pide ayuda urgente a Rusia

La República Moldava Pridnestroviana, mejor conocida como Transnistria, es una región con 400 kilómetros de extensión, ocupando un área de 4 163 kilómetros cuadrados, entre la orilla oriental del río Dniéster, en Moldavia, y la frontera suroeste de Ucrania. Según su censo de 2021, cuenta con una población superior a los 510 000 habitantes, siendo Tiráspol el núcleo urbano más concurrido, con 130 000.

Este territorio declaró su independencia de Moldavia en 1990, desatando así un conflicto entre la nueva república y el país moldavo, en la que se involucraronRusia y Rumanía, entre marzo de 1990 y julio de 1992.

Como parte del acuerdo de alto el fuego, un contingente de tropas rusas, el Grupo Operativo de Fuerzas Rusas en Transnistria (OGRF), lleva en el territorio desde 1995, además de poder encontrar bases rusas en las localidades transnistrias de Bender, Tiráspol, Cocieri y Cobasna, entre otras. Desde entonces, la región ha insistido en que no forma parte de Moldavia, que declaró su independencia en 1991. Internacionalmente, no se reconoce su soberanía, y se la denomina, en este ámbito, «Unidad territorial autónoma con un estatus jurídico especial de Transnistria».

En cuanto al idioma, la Constitución de Transnistria reconoce como oficiales a tres lenguas: el ruso, el rumano (aunque también se le puede conocer como moldavo) y el ucraniano, aunque, de facto, el idioma de las autoridades transnistrias es el ruso.

 

 

Lo que más llama la atención de esta región es el uso que hacen, a día de hoy, de la simbología comunista, ya que no podemos encontrar otro país en Europa que empleen estos iconos. No obstante, esto no quiere decir que el territorio sea políticamente comunista. Concretamente, el presidente de la república, Vadim Krasnoselski, es apoyado por el conglomerado empresarial Sheriff, del cual, se calcula, controla alrededor de un 60% de los negocios legales de Transnistria bajo un nombre u otro.

El Consejo Supremo de Transnistria pidió  la «protección» de Moscú frente a una «creciente presión» del gobierno moldavo, que precisamente argumenta que «Moldavia está decidida a resolver el conflicto de Transnistria exclusivamente por medios pacíficos, posición que también apoyan nuestros colegas de Kyiv», según el viceprimer ministro moldavo para la Reintegración, Oleg Serebrian.

Por su parte, los diputados tranistrios, además de a Rusia, se dirigieron al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, para que detenga la «violación por parte de la vecina Moldavia de los derechos y libertades de los ciudadanos de Transnistria y para prevenir provocaciones que conduzcan a una escalada de tensión».

Asimismo, pidieron a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para que «influya en los dirigentes de Moldavia a fin de que retornen a un diálogo racional en el marco del proceso de negociación internacional y crear condiciones para una solución civilizada del conflicto».

A su vez, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Matthew Miller, ha asegurado que Washington se encuentra vigilando las «acciones rusas» en la región: «dado el papel cada vez más agresivo y desestabilizador de Rusia en Europa, estamos observando muy de cerca las acciones de Rusia en Transnistria y la compleja situación». Miller también aprovechó su intervención para reafirmar el apoyo estadounidense a la soberanía e integridad territorial de Moldavia.

Con información de La Razón.

Articulo de la semana

Con guantes de seda, el BCE mueve ficha

“En Estados Unidos tenía sentido normalizar los tipos, pero no llevarlos hasta el 5%. Deberían estar bastante más abajo. El diagnóstico de los bancos...

Entrevista exclusiva