lunes, abril 15, 2024

China propone una conferencia de paz sobre Ucrania

El presidente chino, Xi Jinping, se reunió  con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en una muestra de apoyo mutuo y oposición...
spot_img

De esta categoría

InicioCONEXION HISPANOAMÉRICACumbre de París quiere nueva hoja de ruta para el clima

Cumbre de París quiere nueva hoja de ruta para el clima

Las preguntas sobre un impuesto sobre el transporte marítimo mundial y otras grandes fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero, y cómo los países deberían establecer un fondo de pérdidas y daños siguen siendo objeto de una feroz discusión, ya que los gobiernos se reúnen en París para preparar una revisión del desarrollo global y el financiamiento climático.

Cerca de 40 jefes de Estado y de Gobierno y un número similar de ministros y representantes de alto nivel finalizarán una hoja de ruta para la reforma de las instituciones financieras públicas del mundo, incluido el Banco Mundial, y de la ayuda exterior y la financiación climática.

Los gobiernos en la cumbre financiera en París  recibirán la orden de presentar propuestas concretas sobre un fondo de pérdidas y daños, que se dirigirá al rescate y la reconstrucción de los países afectados por el desastre climático, antes de la cumbre climática COP28 de la ONU en noviembre. Esto debe incluir propuestas sobre cómo llenar ese fondo, incluidos posibles nuevos impuestos sobre los combustibles fósiles.

Un borrador de la hoja de ruta visto por The Guardian, fechado el 20 de junio y discutido en París para un nuevo pacto de financiación global, establece seis páginas de propuestas para su entrega en puntos cuidadosamente coreografiados hasta septiembre de 2024.

Incluye temas para entregar en futuras reuniones de la cumbre del G20, las reuniones anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en octubre, la COP28 y otras reuniones internacionales, hasta la Cumbre para el Futuro que se celebrará en septiembre próximo.

Algunos de estos objetivos ya se han logrado en parte en la actual cumbre de París, organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron. Por ejemplo, el Banco Mundial acordó comenzar a suspender los pagos de la deuda de los países afectados por el desastre climático. Sin embargo, hasta ahora, estas «cláusulas de deuda resilientes al clima» solo se aplicarán a los nuevos acuerdos de préstamo, en lugar de aplicarse a los préstamos existentes.

Desolarizacion Es probable que los impuestos resulten ser un punto difícil. La UE quiere que más países utilicen el comercio de derechos de emisión para recaudar fondos para la acción climática, pero algunos países en desarrollo están menos interesados en la perspectiva, que consideran compleja y más adecuada para su uso en las economías avanzadas.

John Kerry, el enviado especial para el clima del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que la Casa Blanca no tenía una posición sobre posibles impuestos sobre el transporte marítimo, la aviación o los combustibles fósiles. «Apoyo algún tipo de recaudación de ingresos sobre una base amplia, pero esta no es una política de la administración», dijo a los periodistas, en respuesta a una pregunta de The Guardian. «Personalmente he apoyado la fijación de precios del carbono, pero no estoy abogando por un impuesto o una tarifa ni nada en este momento. Ciertamente la administración no lo está, pero tenemos que encontrar una manera de encontrar más fondos concesionales».

También indicó que China debería ser un donante potencial para un fondo de pérdidas y daños. «Tienes que mirar este [fondo] y decir qué es justo, qué tiene sentido. Y la gente se va a preguntar en todo el mundo: ‘¿Crees que la segunda economía más grande del mundo debería poner algo en ella?’ No puedo imaginar gente que diga que no, que no tiene sentido. Así que ese es el tipo de cosas en las que tenemos que trabajar. Es el tipo de cosas sobre las que tenemos que tener una discusión».

Las propuestas van desde las muy detalladas, incluidas las formas de compartir datos sobre los países en desarrollo con los inversores privados para ayudarlos a elaborar mejores perfiles de riesgo en los países con menos probabilidades de incumplir el pago de la deuda, hasta la brocha gorda, como el lanzamiento de un organismo independiente para facilitar los vínculos entre los países y los fondos para que el financiamiento climático funcione un poco más suavemente.

También se pide a los expertos que elaboren una definición de «países vulnerables», para dirigirse a los que corren mayor riesgo por los efectos de la crisis climática y menos capaces de crear resiliencia frente a los desastres.

Alex Scott, del grupo de expertos E3G, dijo que es una hoja de ruta concreta que sería una señal clara y creíble de que esta agenda para resolver problemas con el sistema financiero está en camino. Establece acciones que los gobiernos deben tomar, y hay muchas ideas aquí que se necesitan. CH

Artículo anterior
Artículo siguiente

Articulo de la semana

Nuestra bolsa y el reino de Liliput

*Presidente de Honor de ESESA; Presidente Ejecutivo de la Fundación Manuel Alcántara; Presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas; Vicedecano del...

Entrevista exclusiva