martes, mayo 28, 2024

Los fondos europeos, nebulosa en su seguimiento

“Nos hemos vuelto todos locos. Pensar que se pueden emplear estas cantidades tan enormes en el corto plazo no es realista. Se exageró todo,...
spot_img

De esta categoría

InicioNOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTOExpertos urgen a que escolares reciban una comida saludable

Expertos urgen a que escolares reciban una comida saludable

Los niños de toda Europa deben recibir al menos una comida escolar nutritiva al día si los gobiernos quieren hacer frente al aumento de las tasas de obesidad, prevenir enfermedades crónicas y reducir las desigualdades sociales, según una coalición de expertos.

Casi un tercio de los niños en edad de asistir a la escuela primaria en Europa tienen sobrepeso u obesidad, mientras que casi una cuarta parte de los niños de la UE están en riesgo de pobreza o exclusión social.

Con la crisis del coste de la vida llevando a muchas familias del continente más allá del punto de ruptura, los miembros de una iniciativa de cuatro años financiada por la UE, centrada en la alimentación saludable, afirman que es urgente actuar para garantizar que todos los niños europeos puedan contar con al menos una comida saludable al día.

Peter Defranceschi, miembro del proyecto SchoolFood4Change, dijo: «Creo que una vez que se dice que todos los niños necesitan recibir una comida escolar saludable todos los días, ya sean ricos, pobres, en un barrio desfavorecido o donde sea, ese es un estándar mínimo que tendría mucho sentido en Europa. No es de izquierdas o derechas, ni liberal ni verde, es realmente algo inteligente».

Los expertos, que afirman que las comidas escolares pueden ser «catalizadoras de un cambio sistémico a un nivel social amplio», están trabajando con más de 3.000 escuelas y 600.000 escolares en 16 ciudades y regiones de 12 países de la UE.

El panorama varía drásticamente en todo el continente: mientras que países como Finlandia, Estonia y Suecia garantizan a los niños una comida gratuita, tradicionalmente ha estado ausente en gran medida en otros, como Noruega y los Países Bajos. Los expertos quieren que se pongan a disposición comidas gratuitas para todos los niños de entornos más pobres, que también tienen más probabilidades de haberse saltado el desayuno.

«Con Ucrania, los precios de los alimentos subieron aún más, por lo que ha habido inflación de los precios de los alimentos y algunos padres no han podido comprar alimentos adecuados para sus hijos o pagar su comida en la escuela», dijo Defranceschi, quien también dirige el Programa Global CityFood en la red de gobiernos locales para la sostenibilidad (ICLEI).

«Aparte de eso, hay muchos niños que van a la escuela sin desayunar. Si la escuela no sirve comida, a veces simplemente se sientan allí sin tener una comida adecuada, lo que les dificulta concentrarse».

Obesidad Infantil. Expertos urgen a que escolares reciban una comida saludable
Expertos urgen a que escolares reciban una comida saludable

Manuel Franco, profesor de epidemiología y salud pública en la Universidad de Alcalá, cerca de Madrid, y en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, que es uno de los asesores del proyecto, dice que los países no deben  de considerar las comidas escolares saludables como un gasto y, en cambio deben verlas como una herramienta vital para abordar futuras crisis sanitarias y reducir las desigualdades sociales.

«Las consecuencias de comer una dieta poco saludable y de baja calidad se observan en niños y adolescentes, y se observan con más frecuencia en comunidades desatendidas y poblaciones vulnerables, y esto es un problema a largo plazo para nuestra salud y nuestro bienestar», dijo.

«Sabemos que, a largo plazo, los adultos que tienen una dieta deficiente desarrollarán más enfermedades como la diabetes y el cáncer. Tenemos que darle la vuelta a la moneda y ver que invertir 7 euros al día por cada niño, niña y adolescente de nuestra población es dinero que estamos invirtiendo. No es un gasto».

En casi todos los países, dijo Franco, los niños que viven en áreas de bajos ingresos tienen una dieta de menor calidad que sus pares más ricos. También están sujetos a la inseguridad alimentaria porque sus padres a menudo no tienen suficiente dinero para proporcionarles comidas saludables y nutritivas a diario.

«Dentro de ese panorama, que los niños de uno a 18 años puedan comer al menos una vez al día en una escuela o centro educativo sería una herramienta fantástica, o una intervención de salud pública, para tener dietas de mayor calidad», dijo. Si bien las comidas escolares gratuitas para todos, ricos y pobres, serían excelentes, agregó, «siempre debemos asegurarnos de que los niños que más necesitan comidas escolares sean los que las reciban gratis».

Si bien las comidas escolares y las políticas de salud son asuntos de cada país de la UE, Franco señala que, en virtud de la Garantía Infantil Europea, adoptada hace dos años, los miembros del bloque deben abordar la pobreza infantil y la exclusión social y garantizar derechos básicos como la atención médica y la educación. Uno de los objetivos clave de la garantía es «la educación gratuita (incluidas las actividades escolares y al menos una comida saludable cada día escolar)».

Si no se actúa ahora, dicen Franco y sus colegas, solo se producirán problemas de salud para innumerables personas y más gastos para los contribuyentes del futuro. Una petición en línea que insta a «una comida escolar saludable para todos los niños en todas las escuelas», que se presentó a los eurodiputados en Bruselas el martes, ya ha atraído casi 55.000 firmas. CH

Articulo de la semana

Los fondos europeos, nebulosa en su seguimiento

“Nos hemos vuelto todos locos. Pensar que se pueden emplear estas cantidades tan enormes en el corto plazo no es realista. Se exageró todo,...

Entrevista exclusiva