viernes, junio 14, 2024

La UE se prepara para un ascenso de la extrema derecha

Cuando los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo comiencen a conocerse el domingo por la noche, los resultados podrían ser claramente favorecedores para...
spot_img

De esta categoría

InicioUE Y AMÉRICA LATINALA UE quiere un órgano de representación en AL

LA UE quiere un órgano de representación en AL

La Unión Europea (UE) está dispuesta a poner toda la carne en el asador para que China no se apropie de América Latina. De esta forma, Bruselas propone la creación de un órgano de representación permanente ante la región.

Se trata de una gran ofensiva diplomática que incluirá un viaje de Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, a la región en junio. La UE quiere reforzar el vínculo con una región en la que es el principal inversor; sin embargo, sigue perdiendo terreno hasta ser el tercer socio comercial (por detrás de China y EUA) con el que mantiene una de las redes de acuerdos más densas del mundo.

La ventana de oportunidad y la ocasión para una nueva agenda con América Latina y el Caribe es única y la UE se moviliza para reactivar sus relaciones con América Latina y el Caribe, intensamente cortejadas por China y en las que Rusia busca influir, y prepara un salto cualitativo en sus relaciones políticas y comerciales.

Tras años centrados en su vecindad inmediata, Bruselas se dirige ahora a la región y propone establecer un órgano de relación permanente que sirva de engranaje burocrático e institucional para estrechar lazos con un área grande -33 países, 700 millones de habitantes.

Bruselas acelera la ofensiva diplomática con una visita de la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, a Brasil, México, Argentina y Chile en la primera quincena de junio y prepara un paquete de programas e inversiones al que España aportará 9.400 millones de euros.

Todavía se desconoce el volumen global de esta inversión -y las fuentes consultadas se niegan a ofrecer estimaciones-, pero tanto la Comisión Europea como otros Estados miembros prevén aportar cantidades que en algunos casos pueden rondar la española.

El documento al que ha tenido acceso la periodista María Sahurquillo, señala que la UE también puede aprovechar las inversiones de calidad para ayudar a abordar las necesidades de infraestructura física de América Latina y el Caribe, al tiempo que crea valor agregado local y apoya el desarrollo del capital humano.

“También ofrece un posicionamiento político para recalibrar la relación sobre la base del respeto mutuo y la cooperación y da vislumbres sobre los planes de inversión a través de Global Gateway. Esta herramienta, nacida para movilizar recursos para programas en países en desarrollo, es una fórmula para contrarrestar la Nueva Ruta de la Seda de China, el gran proyecto de Beijing para fortalecer su posición ampliando sus relaciones comerciales con todo el planeta, al que se han sumado 21 de los 33 países de la región”, señala Sahurquillo.

UE LatMayor presencia en AL

A esta nueva agenda de inversión, la Comisión Europea aportará una cifra similar a los casi 10.000 millones de euros que desplegará España -a través de fondos no reembolsables y subvenciones, seguros de crédito a la exportación, financiación de proyectos o préstamos-. Otros Estados miembros añadirán más partidas para proyectos centrados en promover la agenda verde, aunque los montos aún no se han especificado, aseguran fuentes europeas.

Europa necesita urgentemente materias primas cruciales, lo que la hace altamente dependiente de China, su mayor y a veces único proveedor, para el desarrollo industrial verde y la energía como el hidrógeno verde. Mientras tanto, América Latina y el Caribe son zonas muy ricas en recursos esenciales y minerales -solo Bolivia, Argentina y Chile tienen identificadas el 60% de las reservas de litio-, pero también lastradas por vulnerabilidades de deuda, muy desiguales y en las que la pandemia del coronavirus ha pasado factura: el 32% de la población vivía en la pobreza en 2022 y el 13%, en extrema pobreza.

Esta dualidad preocupa a organizaciones sociales y expertos. «En este intercambio con América Latina y el Caribe, la UE debe estar dispuesta a transferir tecnología, conocimiento, inversión para proporcionar empleo y crear valor agregado; y no solo transformar a la región en un proveedor, como siempre lo ha sido», dice Paulina Astroza, directora del Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Concepción (Chile).

El plan de Bruselas, sin embargo, no es desplegar miles de millones de euros, sino solidificar una relación a largo plazo «entre dos iguales», insisten fuentes europeas. Y la agenda no es solo económica y comercial. Bruselas planea intensificar los acuerdos para combatir el narcotráfico y contempla nuevos pactos de cooperación policial (Europol) con Bolivia, Brasil, Ecuador, México y Perú; y justicia (Eurojust) con Argentina, Brasil y Colombia. La UE también tiene previsto establecer dos centros de datos regionales de su red Copernicus, para observación de la Tierra y análisis ambiental, en Panamá y Chile, según el documento, en el que también han colaborado los departamentos del vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, y la comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen. Con información

Articulo de la semana

La derecha radical sacude el mapa de la UE

Emmanuel Macron es ya el gran damnificado de estas  elecciones europeas en las que ya no hay forma de ocultar que el mapa político...

Entrevista exclusiva