martes, mayo 28, 2024

Los autónomos pagarán más a la Seguridad Social

En 2024 continúa el despliegue de la reforma del Régimen Especial del Trabajador Autónomo (RETA) que el año pasado introdujo el nuevo sistema de...
spot_img

De esta categoría

InicioUE Y EUROPARLAMENTOExpertos fiscales de la UE proponen impuesto mínimo a los ricos

Expertos fiscales de la UE proponen impuesto mínimo a los ricos

La injusticia impositiva es un riesgo para la democracia. Así reza la introducción que firma el nobel de Economía, Joseph Stiglitz, para el estudio del Observatorio Fiscal de la UE en el que se apuesta por una tasa global mínima del 2% a las mayores fortunas del mundo.

La propuesta se nutre del espíritu que llevó a buen puerto en 2021 al impuesto del 15% que deberán asumir las multinacionales a partir de 2024. Con este precedente, el informe ya no ve imposible extender el modelo a los mega ricos para acabar con «un contexto de creciente desigualdad de riqueza» auspiciado por las «lagunas en los sistemas tributarios existentes». Y es que su análisis se basa en que los multimillonarios suelen asumir tipos impositivos del 0% o el 0,5% de su riqueza «debido al uso frecuente de empresas fantasma para evadir el impuesto sobre la renta».

Stiglitz alerta del impacto social del ‘favor’ a las mayores fortunas. «Si los ciudadanos no creen que todos están pagando su parte impuestos -y especialmente si ven que los ricos y las corporaciones ricas no pagan la parte que les corresponde- entonces comenzarán a rechazar los impuestos. […] ¿Por qué deberían entregar el dinero que tanto les costó ganar cuando los ricos no lo hacen? Esta flagrante disparidad fiscal socava el funcionamiento adecuado de nuestra democracia; profundiza la desigualdad, debilita la confianza en nuestras instituciones y erosiona el contrato social».

La riqueza extrema ha aumentado particularmente rápido, subraya el estudio. Mientras que la riqueza promedio creció un 3% anual a nivel mundial desde 1995, la riqueza de las personas más ricas creció entre un 6% y un 9% anual.

«La proporción de la riqueza global capturada por los multimillonarios se ha multiplicado por tres en los últimos 25 años». Es en este contexto donde ubican la propuesta del impuesto mínimo directo sobre la riqueza para garantizar que, independientemente de las exenciones, deducciones o estrategias de evasión fiscal específicas, estos contribuyentes paguen al menos una determinada cantidad en el país donde tienen la residencia fiscal.

Gravar la riqueza complementaría otros impuestos, como la tasa progresiva sobre la renta (incluido el impuesto sobre el capital), los impuestos corporativos que respaldan el impuesto sobre la renta o los impuestos a las herencias.

El estudio señala tres ventajas de los impuestos mínimos a los ricos: limitar el aumento de la desigualdad económica y democratizar la propiedad, mejorar el cumplimiento tributario y facilitar reformas tributarias más amplias para contribuir a reforzar la cohesión social y aumentar los ingresos en un contexto con crecientes necesidades de inversión pública en educación, salud, infraestructura y la transición a una economía cero emisiones.

Expertos fiscales de la UE proponen impuesto mínimo a los ricos
Expertos fiscales de la UE proponen impuesto mínimo a los ricos

Los cálculos sobre esto último del estudio indican que el impuesto mínimo del 2% sobre los 2.756 multimillonarios existentes (su riqueza asciende a 13 billones de dólares o 4.700 millones por cabeza) recaudaría en torno a 250.000 millones de euros al año frente a los 44.000 que pagan hoy en día (0,35%).

Los ingresos generados se aproximarían a los que se recaudarán con el 15% a las sociedades, aunque los expertos subrayan que «esto es una coincidencia: no hay ninguna razón por la cual los dos impuestos mínimos, que son completamente diferentes, deberían rendir aproximadamente lo mismo». De hecho, esta similitud en el montante recaudado lleva a elevar a los firmantes el ideal y pensar en un impuesto a todos los ricos (centimillonarios y decamillonarios) una cantidad mínima en relación con su riqueza.

¿Qué pasa con las empresas que tengan estos mega ricos? Aquí el estudio plantea una dificultad, la de valorar las empresas privadas, que juegan un papel importante en las mayores riquezas. «Los negocios privados propiedad de multimillonarios suelen ser grandes, lo que hace posible, al menos conceptualmente, evaluar su valor comparándolas con empresas similares que cotizan en bolsa», indican, aunque este extremo requeriría desarrollar reglas armonizadas para tales valoraciones.

¿Y si no tienen liquidez para afrontar el pago del impuesto? Liquidar activos sería una solución pero esta podría tener efectos adversos en los precios de las acciones. Sin embargo, el estudio apunta a la facilidad de los multimillonarios para acceder a préstamos garantizados contra su riqueza. «La noción de que los multimillonarios sufren problemas de liquidez tiene poco sentido: si declaran pocos ingresos imponibles, es porque organizan su propia falta de liquidez para evitar el impuesto a la renta», exponen.

¿Y los paraísos fiscales? La última preocupación que plantea la propuesta para gravar la riqueza extrema es el desafío planteado a nivel internacional. Si el acuerdo sobre el impuesto mínimo es global, este riesgo es discutible, pero el consenso global se antoja difícil.

Los autores proponen una mezcla entre el modelo estadounidense, donde los países donde se generó la riqueza siguen cobrando impuestos a quienes residieron en el país, pero después se mudaron, pero solo si fueron residentes durante varias décadas. Para evitar la doble imposición, «cualquier impuesto pagado en el país de destino se acreditaría contra el monto del impuesto adeudado en del país de origen”. CH

Articulo de la semana

Los fondos europeos, nebulosa en su seguimiento

“Nos hemos vuelto todos locos. Pensar que se pueden emplear estas cantidades tan enormes en el corto plazo no es realista. Se exageró todo,...

Entrevista exclusiva